Para desear felices fiestas

Qué alegría que al clero se le ocurrió adueñarse de la fiesta celta del solsticio de invierno para inventar que nació Cristo, así podemos tener estas famosas vacaciones de invierno, que en mi caso y gracias a La Rana que duran hasta enero 23… Eso, claro está, siempre y cuando no repruebe ninguna asignatura de mi escuela (y eso está en duda ya que hasta ahora las materias más difíciles las he pasado con un 6… qué suerte la mía, digo yo).

Hoy terminé mis exámenes y eso me pone contento…. y se me quita el contento al saber que el viernes entregan las boletas de calificaciones y que es muy probable que reciba un regaño por haber reprobado 2 (sí, 2) exámenes semestrales, a pesar de que la calificación final es 6. Qué le vamos a hacer… digamos que pronto disfrutaré al lado de mis parientes la fabulosa época navideña que regresa el contento a mi alma.

La navidad es una fiesta sin fundamento alguno, con un sentido totalmente lucrativo y con un gordo vestido de rojo que promueve la coca cola y que al mismo tiempo nos deja regalos debajo de un verde pino de fresco aroma. Ah, pero el fundamento de la navidad, es, claro, el nacimiento de nuestro junior señor Jesucristo, rival eterno de La Rana. No pienso reclamar mucho porque, como dije al principio, gracias al hebreo tenemos vacaciones hasta enero, y eso para nada me molesta. Los celtas (pueblo que se extendía en la mayor parte de Europa central y en los confines dela Europa nórdica) tenían en su calendario marcado el 25 de diciembre como una fiesta de adoración al sol y, más que nada, dar gracias porque ha pasado otro año sin que se acabe el mundo. Pero entonces llega la iglesia a evangelizar (convencer a un pueblo de seguir “nuestra fé) y salvajemente despojan a los celtas de su fiesta y trasladan el nacimiento de Jesús de Mayo a Diciembre, y eso hace que la historia coincida con la novela de aventuras que es La Biblia. Se imaginarán el resto.

El viejito Pascuero, Papá Noél, Santa Claus o San Nicolás es un hombre gordo adoptado por la Coca Cola Company desde poco antes de los 60’s y que es usado para publicidad promover los buenos sentimientos y los valores en estas fechas. Se supone que el verdadero San Nicolás (Nicolás de Bari) era un hombre que solía regalar cosas a las personas más necesitadas, además de que era un sacerdote. Se murió y la iglesia lo hizo santo. Desde entonces su espíritu (que suele apropiarse del cuerpo de todos los padres del mundo) le da regalos a los niños (as) buenos (as) y malos (as). Hay muchas personificaciones de Papá Noél en todo el mundo, pero hablaré de ellas quizás el otro año, en este momento no me siento con muchos ánimos.

En fin. Quiero desearles felices fiestas tanto a los creyentes como a los no creyentes; no importa si celebras navidad o hannukah, inclusive si sólo hechas desmadre, el caso es que te la pases fregón con los cuates o con tus parientes. Utilicemos un choteado “Feliz Navidad”.

Por cierto, actualicé la página de Animaciones, por si le quieren hechar un vistazo. También (por fin) me dieron ganas de animar algo y con suerte lo termino para principios de 2009. Ah, y no se olviden de ver esto.

Abur.

(P.D: No es la última entrada del año)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s