“Se los digo… pa’ que no se les ocurra”

En esta entrada pienso referirme a un tema de mucha polémica entre nosotros, alumnos del 4to semestre de bachillerato en la Universidad La Salle Oaxaca y nuestros progenitores: El famosísimo director de la escuela, un tal Raúl.

Raúl es un hombre bueno, con planes interesantes y que siempre dice las cosas como son, además de saber hablar con los alumnos y de que tiene una excelente relación con todos y cada uno de ellos… al menos así lo creen nuestros padres. Y si no todos, la mayoría. Pero es que la verdad es distinta, ya que como pasa en todos lados, el que gobierna cambia la historia, y una escuela no es la excepción.

Este hombre se pasea por los pasillos de la Universidad como si fuera su edificio, y es tan rara su forma de caminar que un cuate se lo imagina con “Stayin’ Alive” de los Bee Gees como música de fondo. No hay que mentir, es un hombre con una complexión bastante cagada: tiene unos ojos del tamaño de bolas de billar, no puede con su joroba y esa barba que le crece debajo de la boca recuerda mucho a un personaje bíblico… Satán.

Digo, si la gente es fea, pues qué le vamos a hacer, ¿no? Puede que sea buena onda y todos contentos. Pero si es un feo MAMÓN como lo es este cuate pues no hay más remedio que intentar soportarlo. Digo, lo más gracioso es que aplica métodos extraños para lograr sus fines, como por ejemplo el famoso puño en el aire que deberíamos interpretar como “silencio”, y en lugar de eso nuestro profe se frustra al ver a más de media escuela levantar el puño como él. Errores los comete cualquiera.

En una ocasión tuve la mala idea (además de que estaba de ocioso) de subirme al techo de uno de los camioncitos de la escuela, y la verdad sé que no estuvo bien y que me merecía una llamada de atención. Entonces llega este tipo y me dice:

–Ah, perdón. Es que no sé si en tu casa la gente se sube al techo de los coches, si es normal, porque yo no tuve la misma educación que tú.

..¿?

–Ajá, sí, perdón–digo yo.

–Además es como cuando subías los pies a los asientos: no entendiste… ¡hasta que entendiste!

¡Mira nomás! No entendí hasta que entendí. Se explicó de manera perfecta, profesor, personas con un léxico como el suyo y como el del Ex-presidente Vicente Fox es lo que se necesita en este país.

De vez en cuando, Raúl se pasea por la escuela de metiche interviniendo en conversaciones estudiantiles, a veces solo para decir cosas como “¡Qué bonito suéter! ¿Me lo regalas? ¿no? Bueno, entonces trae el que es del uniforme”. ¿Porqué no hay uniformes para docentes, digo yo?

En otro momento hubo una de aquellas conferencias en el auditorio, y un cuate se sentó de manera incorrecta… es decir, medio acostado. Pero si todo el mundo lo hace, ¿porqué solo lo regaña a él? Después de la conferencia se le acerca y se lo lleva a un lado, según para que yo no escuchara. Entonces le dice:

–Esto va a sonar como una pregunta… peligrosa, pero, ¿Dónde tienes tus posaderas?

Mi cuate, con cara de “¿Qué peeedo?” señala sus nalgas.

–Ah, es que por como estabas sentado en el auditorio pensé que las tenías acá–dice tocándose la espalda baja. ¿No bastaba con un simple “siéntate bien”? ¿Tenía que humillarlo a huevo?

Para no hacer el cuento más largo, el tipo es un lamebotas, uno de esos weyes que nos dice algo a nosotros, le chupa las nalgas al Rector y le sale con otro cuento a nuestros padres. ¿Porqué no dice las cosas como son? Digo, cualquiera puede ser un lamebotas con su jefe, pero ¿con los papás de sus alumnos? (en el caso, está claro, de que sea un maestro).

Una de las cosas que varios de los que estuvimos en primer semestre recordamos es el primerísimo día de clases. Llega este tipo a darnos la clase de “Formación Valoral” y a los del salón 112 nos dice:

–La verdad es que… me dan tanta, tanta tristeza los niños de la calle–sollozando–. No es… no es justo. Snif.

Ay, por favor, no mames. ¿Nos quería conquistar como alumnos siendo sentimental y llorando frente a nosotros? Luego me entero de que a los del 111 les dijo lo mismo, pero con las prostitutas… y a los del 113 lo mismo, pero con los vagabundos (si erré el orden, ya qué).

El día de hoy nos va a hacer comunicados al salón y comienza a hablar:

–Y hay algunos chavos a los que se les ha ocurrido cambiar credenciales para que se les deje entrar al camioncito. Eso no se hace. Se los digo… pa’ que no se les ocurra.

¿Pa’ qué nos lo dice si no quiere que se nos ocurra? No comprendo la lógica de este hombre.

La mera verdad no siento que sea una persona buena, o al menos una que deba estar dirigiendo nuestra escuela. Es malo, y no lo digo de broma, es en serio. Le gusta asomarse todo trompudo por los salones a la mitad de la clase solo para joder, y para “regañarnos”… ¿apoco los maestros son tan incompetentes que no nos pueden regañar ellos y necesitan que el direc nos esté cuidando? Cualquiera de los maestros está más capacitado para el puesto que el director… quizá el de biología no, este también es baboso como él solo.

Esta entrada fue una opinión y más que nada una recapitulación de las mamadas que ha hecho y que me he enterado. Lo único que falta es que un wey (o una chava) rajón de la escuela lea esto y le vaya con el cuento. Ya qué.

Abur.

Ject.

6 thoughts on ““Se los digo… pa’ que no se les ocurra”

  1. La verdad, no voy a mentir, me he quedado impresionado, cuando te dije que , me agradaría que fueras mas zagas, no me refería a tanto, pero bueno, supongo por que te conozco (Jectoons) que no lo hiciste por que te lo dije, sino por que de verdad lo piensas, no se si el director sea un lambe botas, pero bueno, me supongo que la mayoría de los que trabajamos (yo no trabajo, peor es una forma de decirlo) somos de alguna manera lambe botas del jefe inmediato, Y quiero pensar que lo del primer semestre, verdaderamente lo sintió, pues seria muy malo que una persona tratara de ganarse a otra, con este tipo de casos. En lo que corresponde a la forma de caminar, pues no tengo mucho que decir, pues algunos amigos, me han dicho que cuando camino, doy pequeños saltos (es decir por cada paso doy un salto, como si fuera saltando por la vida), así que burlarme de la forma de caminar del director, posiblemente sea un arma de doble filo. Con lo que respecta, a que cualquier profesor, de la plantilla que ofrece La Salle, pudiera ser u ocupar el puesto del director, no estoy del todo seguro, pero teniendo una visión, romántica, se supone (en teoría claro esta ) que como tenemos muy buenos maestros (a acepción del de teatro, lo digo por que estuve en su clase) cualquiera podría tomar ese puesto. Las opiniones, son subjetivas, y pues la manera de pensar no es constante n todas las etapas de nuestra vida, posiblemente lo que hoy odias, mañana te agrade, o lo que repudies, mañana lo desees. Por eso creo que es muy importante analizar las cosas, (Las digo por experiencia, tenia mucho tiempo de estar cerca de una persona, con la que no tenia buena relación, y ahora es una de las personas que mejor me caen). Pero bueno, cada quien carga con su trauma (Y no digo que Jectoons tenga uno) pero posiblemente, alguien que me cae mal, le caiga bien a otro. Aun así, estoy muy de acuerdo, que no tenemos que usar mascaras para relacionarnos en la vida, y que si algún profesor, o cualquier otra persona esta ocupando distintas mascaras no es lo mas adecuado. Lo vemos a diario (No solo en nuestra escuela) Hay profesores, que solo se dedican a estar sentados!!! Disponen a los alumnos para que en un mes, una hora diaria, expongan un tema, y los profesores ni el dedo muevan (a perdón si los mueven, para tomar lista, si se acuerda, y bajar puntos). Hay que analizar distintos factores, mas aun si estas pagando por algo, creo que el resultado ( o el producto) debe ser satisfactorio!!, De todos modios, felicidades al redactor (Jectoons), por que si ya hizo que escribiera, todo este rollo, es por que verdaderamente, el tema me gusto, sea cual sea mi opinión, creo que esta es una buena forma de comunicar lo que sentimos. Jajaja, y por supuesto espero con ansias la próxima entrada!!!!!!!!!

  2. gran artículo :D… pero tenías que mencionar el asunto de las posaderas ???’ tuve k estar tres días con el psicólogo para que me convenciera del lugar donde tenía las nalgas y otros dos para que convenciera a mi espalda de que por más que lo intentara no podría defecar por ahí… suerte!!!😄

  3. Wooow!! esto está… increible! y me quedo corta! es que describiste lo que TODOS pensamos en un solo artículo!!! pero no me habia enterado de lo de las posaderas!!! (Arturitooo! t kieroo!! jaja)
    bueno Ject, simplemente me ha encantado tu blog!!! está increiblee!!
    t kiero muchisisisimoo!! y no dudes con que algun chismoso vaya a decirle al director… te quierooo!

  4. jajaja, ya cambio su discurso a los de primer semestre, ya ni me acuerda que mierda nos dijo, pero ya no da nada, por lo menos no ahi que tenerlo en clase, pero si ¿que pedo con eso de quedarse parado junto al elevador?.

  5. esta muy bueno este articulo… eso que pusiste.. lo que les dijo a los otros salones no me entere.
    muy buen articulo chemily

    eso del sueter tambien es verdad!!

    ey cuidate! nos estamos viendo!

  6. jajaja buscaba el nombre completo del director en google y encontre tu publicacion jajaja pobre Arturo jajajajajaja aaa te falto decir que tiene movimientos extraños en su cuello que puede girar de una manera sobre humana para intentar leer lo que escribes
    a veces odio a ese sujeto mas de lo que deberia

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s