WWW: ¿Amigo o Enemigo? (Parte 2)

Qué tal, gente.

Sé que he estado ausente por más de una semana (lo siento, cosas de la vida escolar de un… eh… “bachiller”), pero acá estoy con la segunda y definitiva parte de este ‘ensayo’. Les diré que pienso hacer unas cuantas críticas relativamente fuertes y que tocaré los tres puntos que, me parece, son los de mayor reelevancia: Las redes ‘sociales’, los sitios porno y el mítico “spam”. Comencemos, pues.

¿Qué son las redes sociales? Lo que yo entiendo (y creo que el resto del mundo tambien) por “red social” es un sitio que permite a un usuario crear un perfil, compartir fotos y realizar diversas actividades con “amigos” en línea. Es decir, tu agarras, te registras en Facebook, Hi5 o Myspace y te pones a subir fotos, dejarle “comments” en su muro a los/las cuatas y a contestar cuestionarios. Voy a decir la verdad: yo soy un usuario de Facebook, y me gusta la manera en que el sitio está administrado. Digo, no sólo hay aplicaciones que valen la pena (como FarmVille u otros juegos de Zynga), sino que también los usuarios son capaces de crear sus propias aplicaciones, y eso es genial. Anteriormente tuve un Hi5 y un Myspace, pero la cosa era tan aburrida que mi subconsciente me hizo olvidar las contraseñas y desde hace más de un año no entro. Digamos que, por ejemplo, Myspace es un sitio más requerido por músicos o artistas que buscan mostrar su trabajo mediante “muestras gratis” en línea, como MAKLOON, Olallo Rubio y Julio Revueltas. Hi5, de verdad, es una babosada. Es como un Metroflog con aplicaciones chafonas. Creo que para las personas que buscan unirse a estas redes lo más conveniente es el Caralibro (Facebook, ¬_¬). Cuando yo era pequeño me medio traumaron diciéndome que si subía fotos mías diciendo mi nombre y mi dirección me iban a secuestrar, y por lo tanto yo (en particular) no he subido fotos de mi persona a ninguna página de internet (con excepción de deviantArt, creo que ahí hay un par). Sin embargo, el Caralibro tiene una opción que permite a los usuarios “taguear” a sus amigos o conocidos en las fotos que ellos suben. Entonces ya hay como quince fotos mías en el sitio. Digo, no me molesta, pero… chale… y tampoco voy a andar por ahí perdiendo tiempo “destagueándome” (acabo de inventar ese verbo haciendo uso de lo que yo llamo “anglicismo pocho”, y cobro derechos de autor) en todas las fotos que suben mis cuates. La verdad es que es cierto, a través de esta clase de redes “sociales” los pedófilos y secuestradores conocen y estudian a sus víctimas. No, no es choro ni es porque me lo hayan repetido cientos (vaya, millones) de veces mis  tutores, es porque e realidad sucede. Igual, la verdad es que la gente que usa el internet no sabe cuidarse; si un tal Elmo Reno te agrega en el Messenger o en el Caralibro, no lo conoces y lo aceptas, es porque o eres muy wey o muy “amistoso”. Y, bueno, es su problema. Otra cosa que se da mucho, no sólo en las redes sociales, sino en el internet en general, es el tan mentado jaqueo (hackeo, pues). El jaqueo es el acto de robar información privada de una persona “ajena” para usarla en beneficio propio, ya sea información bancaria o cosas simples como tu cuenta del Caralibro. Aguas.

Los sitios porno…. vaya, es un tema realmente censurado (aunque la mayor parte de la gente se ha metido a alguno de ellos por curiosidad o porque de verdad les gusta estrangular al ganso, si disculpan la expresión, ya que la mayoría son, por supuesto, de género masculino). Aclaremos primero la diferencia entre Pornografía y Erotismo. El erotismo es, en pocas y breves y saltándonos las raíces etimológicas y todo, el amor hacia la belleza del cuerpo humano, usado más que nada con fines artísticos como pintura o fotografía. La pornografía es una versión degradada del erotismo, es decir, es un erotismo morboso. La pornografía en internet es uno de los negocios más remunerados del mundo. Seguro el dueño de la compañía pornográfica NaughtyAmerica.com tiene cientos y cientos de millones de dólares en una cuenta muy hinchada de paypal. Mucha gente ve pornografía en todo momento, casi casi se podría asegurar que “El Internet fue hecho para la pornografía” (The Internet is For Porn, canción del musical de Avenue Q. Búsquenlo en youtube). Lo más peligroso que puede pasar al visitar sitios de clasificación M+ (Mature=Adultos) es que se le pegue un virus a tu computadora y tengas que resetearla completamente o que se te pegue un spyware y jaquee tus cuentas. Creo que no hay mucho más que añadir, así que prosigamos con lo último.

¿Qué es el spam? ¿Han oído hablar alguna vez del spam? El spam es lo que los cibernautas conocemos como basura en la web, y hay de spam a SPAM. El spam comenzó como simples correos basura, aquellas famosas cartas cadenas que algunas personas se molestan en creer (y si no creer, en continuar) y reenviar a todos sus contactos para después presionar F8 y ver el nombre de la persona que los ama aparecer en letras grandes en su pantalla. Luego el spam comenzó a aparecer de todas maneras, como en comentarios en youtube o sitios parecidos anunciando cosas como “Porno Gratis!”, “Alarga tu pene en tres días-Métodos caseros!”, “Eres el visitante número 10,000, haz click para recibir tu premio!”, “Ganar dinero de forma fácil y trabajando desde casa!”, “El mejor sitio web del mundo”, etc, etc, etc. Ese es un tipo de spam. El otro es un spam “sorpresivo”, como el famoso Rick Roll (un hipervínculo que te lleva a una página relativamente imposible de cerrar con el video de “Never Gonna Give You Up” de Rick Astley) o el muy usado “+fresa.com”, que mostraba una página con una imagen pornográfica animada (que hijos de la chingada :C) que no se podía cerrar. Tambien se le considera spam a hablar de absolutamente nada en los foros de internet. Spam. Agh.

Esos son los tres puntos que considero más relevantes en el internet, que quien sabe si es amigo o enemigo, sirve para tantas cosas y nos jode en tantas otras… creo que sólo somos masoquistas (dícese del que disfruta el dolor, por si lo ignoraban), ustedes juzguen.

P.D: La verdad es que me daba flojera hacer de este “ensayo” algo más elaborado, así que disculpen la falta de inspiración.

Ject.

4 thoughts on “WWW: ¿Amigo o Enemigo? (Parte 2)

  1. La verdad es quese nota que tenias flojera, de la misma forma, me dio flojera leerlo. Lastima, despues de la primera parte, solo una nota, dices que el tema de la pornografia es censurado, y es de lo que menos hablaste, digo no es que me interese en demasia tu opinion (sobre el tema) pero, en este caso tu lo censuraste de alguna manera.

    • Mira, si lo que quieres es que postee hipervínculos e imágenes, te equivocas de blog (jojojo). Y pues no hablé de más temas (*cough*amarillismo*cough*) porque luego te das por aludido y me remientas la madre.
      Lástima de la flojera.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s