“La Torre Oscura”, de Stephen King (Reseña general de la serie)

La Torre Oscura  (La Torre Oscura, #7)

Antes de comenzar debo decir que esta “reseña” no está completamente dedicada al séptimo volumen de la saga de La Torre Oscura, y por lo tanto contiene un gran número de spoilers ya que expresa mi sentir hacia la serie como un todo. Como el todo increíblemente terrorífico que es.

He terminado de leer el volumen VII de La torre Oscura el 11 de Noviembre de 2010 a las 7:20pm. Me he quedado reflexionando el final (que NO es un final, sino una suerte de camino hacia el final) durante un momento. He buscado otras opiniones y finalmente me he decantado por comenzar a escribir mi opinión sobre la posible Obra Magna de Stephen King.

Me enteré de la existencia de la serie de “La Torre Oscura” bastante tiempo después de haber empezado a leer King. Para cuando leí “El Pistolero” ya había leído, al menos, 15 títulos del tan discutido “amo” del terror (Siendo “EL FUGITIVO” el primero, y vaya que me dejó una muy buena impresión. Si no fuera por ese libro, no seguiría leyendo a Stephen King).

Debo decir que el primer título de La Torre Oscura me cautivó. No fue por la manera en que la historia estaba narrada, sino más bien por la historia como un asunto totalmente fuera del control del autor. En verdad, El pistolero es una masa confusa de eventos que pasan tan rápidamente uno después de otro que es difícil recordar qué te golpeó y cómo te golpeó, y sin embargo te sientes con la necesidad de que te golpee otra vez ya que cierras la contraportada del libro y piensas “¡Ese fue un libro endemoniadamente bueno!”. Y todo gracias a esa excelente primera frase. En verdad, me encantaría escribir un libro que empezara con una frase tan fantástica como esa: “El hombre de Negro huía a través del desierto, y el pistolero iba en pos de él”.

El Pistolero trepida rápidamente entre el pasado y el presente, entre la vida y la muerte, entre el amor fraternal y la resignación. El encuentro Jake y su subsecuente muerte son las partes más impresionantes del libro, pero lo que le da el toque final es la charla al final con Walter, y la mirada del pistolero perdida en el horizonte.

Pasó un tiempo antes de que tuviera en mis manos el segundo volumen de la historia, titulado “La Llegada de los Tres”. Con un tamaño considerablemente mayor, el segundo libro nos habla de cómo el ka-tet de Roland Deschain, el Pistolero, comienza a formarse. Debo decir que mientras narraban los eventos en los cuales Roland conoce a Eddie Dean, el avión, la batalla contra la mafia y todo eso, yo podía imaginarme todo perfectamente. Devoré ese libro. Disfruté la muerte de Mort (aunque suene extraño si lees esa última frase en voz alta), y me dio tristeza la vida de la Dama de las Sombras, Detta/Odetta/Susannah, tan marcada por la desgracia física, y que sin embargo encuentra una suerte de iluminación al enamorarse de Eddie. Excelso.

Comencé a leer “Las Tierras Baldías”, y no tardó mucho en fascinarme mucho más de lo que me habían fascinado los dos volúmenes anteriores. El regreso de Jake a Mundo medio, y la explicación tan perfecta del dilema en que se encontraba, sin saber si estaba muerto o no (causado por la muerte de Mort, quien lo había matado antes de que apareciera por primera vez en Mundo Medio… es una paradoja compleja e interesante, muy bien presentada), el demonio de la puerta, Blaine el Mono y, por supuesto, Acho el bilibrambo. Todo en ese libro es increíble, y el final… ¡Dios! no podía creer que King dejara a sus lectores en un cliffhanger de esa magnitud. Pero soporté.

Conseguí el cuarto volumen en una edición cuyo título rezaba “La Bola De Cristal” (Es comunmente conocido como “Mago y Cristal”… ambos títulos le hacen justicia al libro). El primer cuarto del libro es algo aburrido. Aunque tiene el desenlace del encuentro del Ka-Tet de Roland con Blaine el Mono, a ese primer cuarto le falta la emoción que caracterizó a los otros tres libros. Pero el segundo y tercer cuartos… so increíbles. No me despegaba del libro. La juventud de Roland, su amorío con Susan Delgado, la muerte de Susan y la batalla contra los Cazadores de Ataúdes… todo eso es fabuloso. Pero el final… eeeh… pues no es bueno. Me pareció un recurso poco adecuado y que desencajaba en la historia. Los zapatos rojos… pffff… ridículo.

“Lobos del Calla”… el título sonaba muy interesante. Pero la verdad es que es uno de los libros que más me he tardado en leer, debido a lo increíblemente aburrido que estaba. Quizás fue necesario por que empezaba a indicar qué dirección tomarían los últimos dos libros, pero aún así me pareció soso y estúpido. Aunque siempre me ha intrigado esa manera que tiene King de reusar a sus personajes viejos (en este caso Donald Callahan, de “El Misterio de Salem’s Lot”, un libro que, por cierto, tengo que volver a leer). Fue un libro muy simple en comparación a los otros.

“La Canción de Susannah” es un libro bueno. Empieza a explicar muchos detalles sobre muchas cosas, incluido el embarazo de Susannah y cosas que no explicaban en el libro anterior. Sin embargo conserva esa “velocidad” lenta y poco interesante. No se parece en nada a los primeros tres volúmenes, que, como ya he dicho, son increíbles. Y al principio me perturbó un poco la aparición de Stephen King como un personaje de su propia novela, pero con el tiempo lo acepté y me pareció que tenía sentido. Además la aparición de Mia como una última personalidad de Susannah… wow, fue bueno. No bueno al grado en que se merezca alabanza, pero bueno.

“La Torre Oscura”. Ese es el volumen que he terminado hoy, a tres años de empezar a leer la serie. No es nada, lo sé, teniendo en cuenta que hay gente que comenzó a leerla hace 40 años, cuando el primer libro apareció, y que hay gente que nunca terminó de leerla.

Este libro es interesante. Mientras que las primeras 300 páginas mantienen ese ritmo aburrido, el resto del libro es bastante disfrutable. Creo que lo que detona ese hecho es la muerte de Eddie Dean. Es cruel, y realmente no se le da mucha importancia de manera narrativa, pero sin que lo sepas tiene un impacto emocional fuerte para cualquier lector que haya leído todos los libros con la serenidad y paciencia que yo los leí (tengo experiencia, después de leer tantos libros de Stephen King). Luego está la muerte de Jake, salvando al autor. Fue un recurso inteligente el usar a sus personajes para excusar un accidente real, que de hecho estuvo a punto de poner fin a su vida, pero aún así me parece que es un asunto muy pretensioso. Pero, como ya he dicho, la presencia del autor en sus libros se volvió totalmente natural después de un rato. Qué hacerle.

El asunto con Joe Collins de Odd’s Lane, los sueños de Susannah, Patrick Danville (Tengo que leer “Insomnia”) y todo eso me parecieron eventos pasajeros poco necesarios que por suerte fueron rápidos de leer. Cuando Susannah se fue de mundo medio en su cochecito no fue ni emocional ni interesante. Fue importante para la historia, sí, ya que es parte del final, sin embargo no fue algo que marcara al lector tanto como la muerte de Acho (en mi opinión el mejor personaje animal jamás creado por Stephen King, aunque todos los personajes animales en esta serie son increíbles) a manos de Mordred, el hijo de Mia y de Roland (que prestó su semen tiempo atrás en el primer libro, cuando su encuentro con el oráculo). El enfrentamiento con el Rey Carmesí se me hizo muy tonto, y la forma en que “pereció” no fue nada sorpresivo y en realidad, aunque original, me imaginaba algo más poderoso.

Esa última parte del libro termina con que Roland entra a la Torre Oscura, rodeado del campo de rosas, gritando los nombres de todos sus amigos que perecieron para llevarlo hasta donde estuvo. Esa parte… esa parte fue inspiradora. Fue increíble. Y, de hecho, pensé que era el final, con Patrick Danville escuchando la puerta cerrarse y sin ver a Roland salir de la Torre. Pum, ese cuento se ha acabado.

El epílogo de Susannah, en el que llega a un mundo alterno al de Piedra Angular (el nuestro) y encuentra a Eddie y a Jake (que en ese mundo son hermanos y se apellidan Toren). Es un final “feliz”.

Entonces King retoma el relato de Roland. Roland subiendo por la Torre Oscura, lo que todos los fans esperamos mientras devorábamos libro tras libro (unos con rapidez, otros, como yo, con lentitud mientras la historia decaía y se levantaba de nuevo). Me pareció interesante que Roland viera su vida mientras ascendía por los escalones de la Torre, y esperaba que muriese al final de la historia. Después de todo, dicen que ves tu vida entera antes de morir, ¿no es cierto? Y eso es lo que estaba viendo Roland. Pero entonces llega a la última habitación. Recuerda ciertos diálogos, pero en concreto ese que dice “Eres el que nunca cambia”. Entra a la habitación y entonces, de pronto, está donde empezó.

El Hombre de Negro huía a través del desierto, y el pistolero iba en Pos de él.

Es un final espantoso. No digo que el final, como está escrito, sea espantoso. Sino que es un “final” espantoso para el personaje. ¿Entienden a lo que me refiero? ¡Roland ha estado llegando a la Torre Oscura desde siempre! ¡Y cada vez que entra a la última habitación, regresa al punto de partida en el desierto sin recordar la última vez! Es espantoso. Es una suerte de limbo (es, mejor dicho, un infierno) eterno que el personaje no puede dejar de recorrer hasta que halle la manera correcta de hacerlo. Pero la pista que nos da King al final es que con el tiempo encontrará una manera da hacerlo. ¿Cómo? Porque ahora un poco del pasado del pistolero ha cambiado. Recogió el Cuerno de Eld al final de la batalla de Jericho Hill, y lo tiene consigo en esta nueva etapa de su infierno.

Se mencionó muchas veces que una persona como Roland nunca podría alcanzar el cielo, sin embargo no esperaba que su destino (un destino que bien podría ser infinito) fuera tan espantoso. ¿Conseguirá Roland culminar su viaje de manera “decente” esta vez? Quizás. No es probable. Si en verdad sólo un error es corregido por ocasión, entonces puede que su vida, sus alegrías, sus pérdidas, sus esperanzas, sus decepciones, sus batallas y, por último, su encuentro con la Torre, se repitan de manera indefinida. Es algo demasiado complejo, y a la vez, es el final perfecto para la historia.

Por que no es un final.

Renovación. Dice King antes de que Roland entre a la Torre, cuando pierde un dedo, que en la Torre hay renovación. Pero es una renovación absoluta.

Me pregunto si realmente todos los acontecimientos se repiten. El viaje, es seguro que se repite, pero ¿los compañeros? Quizás los acontecimientos se parecen. De acuerdo a la rueda del Ka (destino en el mundo del Pistolero), todo vuelve a su sitio. Por eso Roland regresa al principio cada vez que llega a la Torre Oscura.

¡Pero entonces, si el Ka es una rueda y la renovación es constante, puede que sólo sea un ciclo con una historia infinita que en realidad nunca ocurre! O puede que Roland esté pagando todos sus pecados viviendo una vez tras otra los acontecimientos del viaje hacia la Torre. Es un dolor de cabeza, parecido al que me dejó el final de “La milla Verde”.

Pero aún así, me gustó mucho. Se me hace un final digno de la historia (que, King lo dijo desde el principio, sabía que era muy compleja y que pudiese ser que nunca la acabara… y tenía razón: estaría repitiendo su trabajo si es que alguna vez la terminara… ¿o no?), y mejor aún, se me hace un “final” digno del personaje. Un personaje cuyo destino es estar solo. Un personaje cuyos amigos y familia siempre perecen por su culpa (y prueba de ello es la historia en sí).

Porque finalmente, esa ha sido la vida del pistolero.

Creo que estuvo bien. ¡Bravo King, no estropeaste la esencia de tu historia con un final de mierda como lo has hecho en innumerables ocasiones!

Eso es todo.

Saludos,
Ject.

P.D: Ven-ven, Commala, la historia nunca se acaba.

One thought on ““La Torre Oscura”, de Stephen King (Reseña general de la serie)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s