“The Pacifier” & “Jurassic Thirst”

La versión de la entrada en español se encuentra un poco más abajo.

ENGLISH

A couple weeks ago (August 19th, 2011), I graduated from the Classical Animation Program at Vancouver Film School. It was one tough year, I gotta say. Anyhow, I’m now proud to present to you the 2 (YES! TWO!) student films I crafted during the last 5 months of the aforementioned program. The first one is called “The Pacifier”, and it’s a 3 minute short about a teething toddler and his pet rat.

One of the things that I learned during this year is the incredibly difficult and tedious process that animation is (I had an idea, but it was nothing like this)… but don’t get me wrong, I enjoyed creating this. I love animation. If I didn’t, I don’t think I would have been able to finish it.

So the process went something like this (it was the same for every student): First I sketched a bunch of thumbnails and had them reviewed by the storyboard instructor –by the way, all the Classical Animation Staff is awesome. The teachers know what they’re talking about and they are always there to help, and if they’re not we can always count on the Teacher Assistants to answer our questions–, then I created a storyboard and put the panels in premiere, with a very rough idea of the pacing we wanted to have.

The senior instructors sat in a theater and watched every single pitch for a film with every student and gave important feedback on what to change, what to get rid of and what to add. Once the storyboard was approved, we moved on to the Layout stage. “Layout” is basically drawing all the backgrounds, separating animation levels, held cells, overlays and underlays, drawing the poses the character will follow later, and specifying camera moves.

Again, we had to get the layout approved by the teachers, and once that was done, we moved to the rough animation stage. In this stage we can either use the layout poses or draw new poses to show the character movement. But that’s not all. It’s in this stage that all the extreme positions (sometimes called “keys”) and breakdowns (most of the time, the middle point of an action… but, as everything, it can vary) are set so an assistant can later create the inbetweens (all the drawings that go between keys and breakdowns)… but this was an individual project, so I was my own assistant. Anyways. There’s also this thing called the X-sheet or Dope sheet, in which the timing of the animation is written for us to later shoot it in a computer and gaze at the marvelous magic of moving drawings.

A lot of things can change in the rough animation stage. Sometimes even character designs (which is a really stupid decision and will most likely make you lose the your work pace. One should only do that if there’s enough time and budget… and if, like in our case, the budget is time and energy, we can’t allow ourselves to do something like that), or maybe some of the elements in the background or overlays are moved… I don’t know. But after rough animation, all the changes should be definitive. Should.

Now’s the time for the Clean animation stage. Here all the drawings are “cleaned”… and all keys and breakdowns are inbetweened. And that’s it.

Last but not least comes the Digital Ink and Paint stage, which is sort of combined with the Compositing stage. All the drawings are scanned and vectorized using Toon Boom Harmony and then painted using the same program. The backgrounds are usually painted in Photoshop.

It’s also in Toon Boom where all the effects (shadows, tones, highlights, etc.) and all the camera moves are added. Little stuff changes here, such as some character sizes or the placing of objects. And… voilà, the final film is technically done. I mean, there are still some revisions, and then the film goes to the editor and the sound designer so the music and sound effects are added, and then they make sure that there are no black frames and that everything’s in place.

Whew. Now the second film. It’s called “Jurassic thirst”, and it’s about dinosaurs and lemonade.

This film was relatively “easier” to make. It did have to go through the thumbnailing and storyboard stages, but then all the animation and backgrounds were done on Flash. Heh. Not much to explain there… It still took a lot of effort to complete, specially because we had one month to learn the process used in studios and finish the whole thing.

The best part of the whole experience was to work alongside great artists and even greater friends. All the people from CA77, thanks very much for everything, I’m happy that I met you all. All of their films are awesome as well, and I may be posting them later on.

So yeah. Those are my student films. I hope you like them, because I really enjoyed making them. Greetings and all that.

José.

ESPAÑOL

Bueno, pues como pueden ver me eché un chorote de texto en inglés allá arriba. Los dos videos que puse son animaciones que hice como parte de mi programa de un año de animación clásica en la Vancouver Film School, y francamente estoy muy contento con los resultados. La graduación fue hace casi dos semanas (el 19 de Agosto), por cierto, pero me había dado bastante flojerilla actualizar el blog. Ahora que ya tengo ganas de trabajar de nuevo, sin embargo….

Pues bien. El primer corto (no veo mucho chiste en postearlo de nuevo, así que pueden verlo allá arriba) dura tres minutos y trata sobre un pequeño niño y su rata mascota.

Una de las cosas que aprendí este año (a pesar de que ya tenía una idea bien formada) es el increíble trabajo que cuesta crear un corto animado, principalmente cuando todas las partes de la elaboración las estás haciendo tú. Pero no me malinterpreten, me encantó trabajar en este corto (aunque a veces me daba de topes contra la cabeza o me quedaba en vela toda la noche porque algunas cosas no funcionaban), si no me hubiera encantado, no lo habría terminado.

Ahora voy a explicar un poco como fue el proceso para la elaboración del corto: Primero presentamos una serie de thumbnails (imágenes pequeñas con bocetos rápidos en los que se muestra más o menos el curso de la acción y la historia) a la maestra de storyboard, quien después de gruñir un poco nos dio el sí para que trabajáramos en el storyboard del filme. Ya que estuvo hecho, agarré y escaneé los paneles en Adobe Premiere y arreglé más o menos el tiempo que quería que durara el asunto este.

Entonces los maestros (gente que sabe de todo, muy amable y siempre está dispuesta a ayudar… en verdad, los maestros de la VFS son fabulosos) se sentaron en un teatro a ver las proposiciones de filme de todos los estudiantes, y nos dijeron qué cosas podíamos cambiar, qué cosas no, qué cosas quitar y qué cosas dejáramos tal y como estaban.

Ya que el storyboard fue aprobado, entramos a la etapa de Layout. El layout es básicamente dibujar todos los fondos, especificar los movimientos de cámara, separar por niveles los distintos objetos que conforman una escena y dibujar las poses que va a seguir cada personaje (basado en el storyboard, por supuesto).

Una vez más, los maestros checaron el trabajo y nos dijeron qué cosas cambiar y mejorar. Y ya. Entonces empezó la etapa de animación en sucio (rough animation). Esta es una etapa muy importante del proceso, ya que en ella puede variar lo que haya sido creado previamente en Layout para beneficiar la animación…. incluso se pueden cambiar los diseños de personaje (ninguna de las dos es muy recomendable, porque eso toma tiempo y no conviene desperdiciar el tiempo). Durante esta etapa se crea la animación de los personajes, se dibujan los extremos (a veces llamados “keys”) y los breakdowns (es el punto intermedio entre cada movimiento… la mayor parte del tiempo. Como todo, puede variar), y se hacen instrucciones para que después un asistente dibuje aquello conocido como inbetween… que son los dibujos que van entre cada key y cada breakdown. Claro que nosotros no tuvimos asistente alguno, entonces todos los dibujos fueron de cuenta propia.

Ahora comenzamos la etapa de Animación en limpio. Acá se limpian todos los dibujos y se crean los inbetweens. Y ¡listo! (“listo”, ya que es en realidad un chingo de trabajo). Una vez que todos los dibujos han sido… dibujados (valga la redundancia), se escanean a un programa llamado Toon Boom Harmony, el cual vectoriza los dibujos y permite que sean coloreados de manera digital. Entonces empieza la etapa de pintura y compositing. Se pintan todos los fondos y todos los personajes, se borran los rastros de polvo e incluso se redibujan algunas lineas en la computadora. “Compositing” es el acomodar los elementos de cada escena para que, como quien dice, se mire bonito, además de que ahí se añaden todos los efectos como sombras, tonos, brillos, etcétera.

Y ahora sí, ya. Tenemos un filme terminado… que aún tuvo que ser aprobado y revisado por el editor, además de que el ingeniero de sonido de la escuela nos ayudó con los efectos de sonido y la música.

Ahora, el segundo corto trata sobre dinosaurios y limonada, y se llama Jurassic Thirst. El proceso para este corto fue un poco más sencillo; digo, aún así tuvimos que proponer la idea y el storyboard a los maestros, pero como toda la animación y fondos fueron creados con Flash, pudimos terminar en el tiempo que nos dieron (1 mes).

Y pues ya. ¿Cómo la ven? Me ha costado bastante trabajo, pero logré terminar. Y estoy tan orgulloso de lo que hice como de lo que hizo toda mi clase, repleta de excelentes artistas y, más que nada, excelentes amigos. En fin. Igual y luego posteo los filmes que mis compañeros hicieron. 

En este momento estoy esperando a abordar el avión que me llevará de regreso a Mexicalpan por un par de meses, así que me despido. Saludos,

José.

¿Qué PEDO con el Manga en México?

EDIT 14/11/14: Esta entrada, por alguna razón, sigue obteniendo lecturas y comentarios todos los años desde que la publiqué (hace más de 4 años). Esta es una situación que me da bastante gusto. Gracias por darte una vuelta por este olvidado blog y darle un poco de vida. Salud.

ADVERTENCIA: Antes de que empiecen a leer este artículo deben saber que soy fan del manga. No de TOOOODO el manga, pero sí leo de manera periódica varios mangas, y de hecho admiro bastante la cultura del dibujo que se ha desarrollado en Japón a lo largo de los años. Algunos de los títulos que leo frecuentemente son:

  • One Piece de Eiichiro Oda
  • Naruto de Masashi Kishimoto
  • Bleach de Tite Kubo
  • HunterxHunter de Yoshihiro Togashi(No me dieron muchas ganas de seguir leyéndola)
  • Samurai X de Nobuhiro Watsuki (serie terminada hace unos años)
  • Fullmetal Alchemist de Hiromu Arakawa (Terminó a principios de este año)
  • Ranma ½ de Rumiko Takahashi (Terminó hace como 10 años, quizá más)
  • Inu Yasha de Rumiko Takahashi (También terminó hace unos años)
  • Yu Yu Hakusho de Yoshihiro Togashi (También terminó hace un rato)

En cuanto al anime… solía ver, como todos los que nacimos entre 1980 y 1999 (en mi caso, 1992), Dragon Ball Z, Pokémon, Sakura Card Captor, Samurai X e Inu Yasha.

Sé lo suficiente sobre manga como para hacer esto. Al fin y al cabo, no voy a criticar al manga como género, ya deé en claro que me agrada leerlo.

Como de seguro ya sabrán, soy un aspirante a monero en la siempre caótica y malinchista república mexicana, algo que es “común” y que sin embargo no tan común al mismo tiempo. ¿Por qué? Resulta que últimamente (desde el “boom” del manga en México, hace unos 15 años), a los jóvenes y aspirantes al dibujo en México les da por dibujar manga. No es que esté mal. No está mal, al contrario, me parece absolutamente maravilloso que aspiremos a aprender de otra cultura de dibujo que no sea la gringa. Pero…. chale, es que hay límites, y francamente el manga está sumamente sobrevalorado.

¿Cómo es que surgió la idea de publicar esto? Pues resulta que hoy, domingo 22 de Agosto de 2010, compré dos publicaciones que llamaron mi atención. La primera, a eso de las 12:00 del día, fue la revista DibujArte S3 no. 69, en cuya portada viene un dibujo (*cough* Manga *cough*) de Luis Belmont, quien es un tipo muy talentoso, no me malinterpreten. Compré la revista (de Vanguardia Editorial) porque hay veces en que trae artículos que me interesan sobre manera, como colorear en photoshop, pintar con acuarelas, tinta digital, tinta normal, etcétera.

La segunda publicación que adquirí fue un fabuloso libro de Mercurio López Casillas sobre el maestro José Guadalupe Posada, uno de los mejores (si no es que el mejor) ilustradores de México de finales del siglo XIX y principios del XX. Después de hojear durante horas los grabados de Posada, me di cuenta de que tenía la revista de DibujArte a un lado. Y entonces comencé a preguntarme “Bueno, habiendo tanto talento en México, como el de este tipo Luis Belmont, ¿Por qué chingados todo el mundo dibuja manga?”. Y con “todo el mundo” me refiero a la gran mayoría de ilustradores y dibujantes en México que se decantan por el estilo japonés.

Son muy pocos los mexicanos que realmente desarrollan un estilo propio del gran número de inspiraciones (comic, novela gráfica, ilustraciones, paisajes, manga) que hay en el “mercado” del dibujante, por citar a algunos, Mario González (A quien admiro mucho, y que publica primero en inglés, pero, ¿de qué otra manera se puede uno dar a conocer en el ámbito de los cómics en México?), Augusto Mora, Bachan, Juanele y Zirta.

Digo, está claro el por qué el manga ha sido una influencia tan poderosa en todos los dibujantes mexicanos (crecimos viendo el anime de DBZ, por favor). Y si no está claro, déjenme mencionar algunos elementos: narrativa, anatomía (la exagerada anatomía femenina, por ejemplo, o los músculos super desarrollados de algunos varones), violencia y humor para “todas las edades” (aunque en muchos casos ese humor sean en realidad referencias altamente sexuales disfrazadas), entre otros (no podemos olvidar la gran cantidad de géneros que exploran los mentados japoneses).

Decía: está claro por qué el manga ha sido una influencia tan poderosa en los dibujantes mexicanos, pero llegar al punto en que la mayor parte de las publicaciones sobre dibujo que aparecen de manera quincenal, semanal, mensual o bimestral en los puestos de revistas son referentes al manga y/o al anime (que sólo es el estilo de animación realizado por los japoneses, y que también admiro pero del cual sólo pretendo sacar unos cuantos elementos y no dedicarme de lleno a emular el estilo japonés) es un golpe bajo y una mentada de madre para el dibujo mexicano.

No he visto, por ejemplo, que en una revista sobre “comics” en méxico hagan entrevistas a autores independientes como los que mencioné anteriormente, y eso es realmente lo que deberían estar haciendo para promover la industria de la historieta (porque “comic” es una palabra gringa que se refería en un principio a las tiras cómicas y que se quedó como nombre definitivo para el arte secuencial) en México, o reportajes sobre Butze, Rius (bueno, a ese lo lee todo el mundo), Quezada o Posada. Para hacerla crecer, maldita sea. Volteo a los puestos de revistas y me encuentro con las publicaciones gringas (que no están mal, pero perjudican igual o peor que el manga a la historieta mexicana) distribuidas por Vid, además de los centenares tomos de manga que venden en sus sucursales. Checo un poco más y me encuentro con Conexión Manga, DibujArte S3 (que si bien no se dedica de lleno al manga, en la mayoría {¡EN TODAS!} de sus publicaciones usa ejemplos con ilustraciones de tipo manga) y Akiba Kei, las tres distribuidas por Vanguardia Editores (que también distribuye el popular comic gringo Archie).

Publicaciones mexicanas en formato de historieta hay varias, pero siempre es algo así como el Libro Vaquero, El Pantera, Kaliman o Memín Pinguín (las últimas dos siendo verdaderos ejemplos de la historieta en México, y no pendejadas), que si bien está chido que las saquen, ya fue mucho, ¿no es cierto? Memín Pinguín, por ejemplo, una larguísima historia creada por Yolanda Vargas Dulché que se reedita, y reedita, y reedita hasta el cansancio.

Lo que más me molesta de las editoriales mexicanas de revistas (verdaderas editoriales mexicanas de revistas de historietas, no Televisa ni nada de eso) es que no se prestan a cosas nuevas. Vid publica Marvel, DC, manga y a Memín, pero no permite que nuevos autores creen revistas nuevas que se puedan distribuir como HISTORIETAS en toda la república. Les da miedo el cambio.

Me entristece que el manga haya tomado tanto control sobre la vida de los dibujantes mexicanos (porque si dibujan manga, no son moneros, está claro. Son Mangakas). Sin ir más lejos, el tal Luis Belmonte dibuja Manga. Su primer trabajo publicado fue en DOMO, la primera revista dedicada al Manga en México. Hay dos razones: está claro que le interesaba dibujar manga (no critico eso porque, tal y como él lo dice, era la primera revista de Manga en México. Entendible que los jóvenes experimentaran), y la segunda es que no hay revistas de difusión de historietas en México (esto último es un fenómeno más actual. Antes estaba la revista PEPÍN. El refugio actual para los moneros es la revista MAD… ¡que tampoco es realmente mexicana, aunque su equipo editorial sea mexicano! Digo los respeto y todos. Por ese medio conocí, por ejemplo, a Augusto Mora, pero chale. ¿Qué les cuesta crear una revista MEXICANA de historietas?).

Es, repito, una tristeza. Ojalá que el panorama cambie pronto para las historietas en México. Lo dudo, pero lo espero.

Saludos,

Ject.

El libro que me compré de PosadaEl libro que me compré de Posada

WWW: ¿Amigo o Enemigo? (Parte 2)

Qué tal, gente.

Sé que he estado ausente por más de una semana (lo siento, cosas de la vida escolar de un… eh… “bachiller”), pero acá estoy con la segunda y definitiva parte de este ‘ensayo’. Les diré que pienso hacer unas cuantas críticas relativamente fuertes y que tocaré los tres puntos que, me parece, son los de mayor reelevancia: Las redes ‘sociales’, los sitios porno y el mítico “spam”. Comencemos, pues.

¿Qué son las redes sociales? Lo que yo entiendo (y creo que el resto del mundo tambien) por “red social” es un sitio que permite a un usuario crear un perfil, compartir fotos y realizar diversas actividades con “amigos” en línea. Es decir, tu agarras, te registras en Facebook, Hi5 o Myspace y te pones a subir fotos, dejarle “comments” en su muro a los/las cuatas y a contestar cuestionarios. Voy a decir la verdad: yo soy un usuario de Facebook, y me gusta la manera en que el sitio está administrado. Digo, no sólo hay aplicaciones que valen la pena (como FarmVille u otros juegos de Zynga), sino que también los usuarios son capaces de crear sus propias aplicaciones, y eso es genial. Anteriormente tuve un Hi5 y un Myspace, pero la cosa era tan aburrida que mi subconsciente me hizo olvidar las contraseñas y desde hace más de un año no entro. Digamos que, por ejemplo, Myspace es un sitio más requerido por músicos o artistas que buscan mostrar su trabajo mediante “muestras gratis” en línea, como MAKLOON, Olallo Rubio y Julio Revueltas. Hi5, de verdad, es una babosada. Es como un Metroflog con aplicaciones chafonas. Creo que para las personas que buscan unirse a estas redes lo más conveniente es el Caralibro (Facebook, ¬_¬). Cuando yo era pequeño me medio traumaron diciéndome que si subía fotos mías diciendo mi nombre y mi dirección me iban a secuestrar, y por lo tanto yo (en particular) no he subido fotos de mi persona a ninguna página de internet (con excepción de deviantArt, creo que ahí hay un par). Sin embargo, el Caralibro tiene una opción que permite a los usuarios “taguear” a sus amigos o conocidos en las fotos que ellos suben. Entonces ya hay como quince fotos mías en el sitio. Digo, no me molesta, pero… chale… y tampoco voy a andar por ahí perdiendo tiempo “destagueándome” (acabo de inventar ese verbo haciendo uso de lo que yo llamo “anglicismo pocho”, y cobro derechos de autor) en todas las fotos que suben mis cuates. La verdad es que es cierto, a través de esta clase de redes “sociales” los pedófilos y secuestradores conocen y estudian a sus víctimas. No, no es choro ni es porque me lo hayan repetido cientos (vaya, millones) de veces mis  tutores, es porque e realidad sucede. Igual, la verdad es que la gente que usa el internet no sabe cuidarse; si un tal Elmo Reno te agrega en el Messenger o en el Caralibro, no lo conoces y lo aceptas, es porque o eres muy wey o muy “amistoso”. Y, bueno, es su problema. Otra cosa que se da mucho, no sólo en las redes sociales, sino en el internet en general, es el tan mentado jaqueo (hackeo, pues). El jaqueo es el acto de robar información privada de una persona “ajena” para usarla en beneficio propio, ya sea información bancaria o cosas simples como tu cuenta del Caralibro. Aguas.

Los sitios porno…. vaya, es un tema realmente censurado (aunque la mayor parte de la gente se ha metido a alguno de ellos por curiosidad o porque de verdad les gusta estrangular al ganso, si disculpan la expresión, ya que la mayoría son, por supuesto, de género masculino). Aclaremos primero la diferencia entre Pornografía y Erotismo. El erotismo es, en pocas y breves y saltándonos las raíces etimológicas y todo, el amor hacia la belleza del cuerpo humano, usado más que nada con fines artísticos como pintura o fotografía. La pornografía es una versión degradada del erotismo, es decir, es un erotismo morboso. La pornografía en internet es uno de los negocios más remunerados del mundo. Seguro el dueño de la compañía pornográfica NaughtyAmerica.com tiene cientos y cientos de millones de dólares en una cuenta muy hinchada de paypal. Mucha gente ve pornografía en todo momento, casi casi se podría asegurar que “El Internet fue hecho para la pornografía” (The Internet is For Porn, canción del musical de Avenue Q. Búsquenlo en youtube). Lo más peligroso que puede pasar al visitar sitios de clasificación M+ (Mature=Adultos) es que se le pegue un virus a tu computadora y tengas que resetearla completamente o que se te pegue un spyware y jaquee tus cuentas. Creo que no hay mucho más que añadir, así que prosigamos con lo último.

¿Qué es el spam? ¿Han oído hablar alguna vez del spam? El spam es lo que los cibernautas conocemos como basura en la web, y hay de spam a SPAM. El spam comenzó como simples correos basura, aquellas famosas cartas cadenas que algunas personas se molestan en creer (y si no creer, en continuar) y reenviar a todos sus contactos para después presionar F8 y ver el nombre de la persona que los ama aparecer en letras grandes en su pantalla. Luego el spam comenzó a aparecer de todas maneras, como en comentarios en youtube o sitios parecidos anunciando cosas como “Porno Gratis!”, “Alarga tu pene en tres días-Métodos caseros!”, “Eres el visitante número 10,000, haz click para recibir tu premio!”, “Ganar dinero de forma fácil y trabajando desde casa!”, “El mejor sitio web del mundo”, etc, etc, etc. Ese es un tipo de spam. El otro es un spam “sorpresivo”, como el famoso Rick Roll (un hipervínculo que te lleva a una página relativamente imposible de cerrar con el video de “Never Gonna Give You Up” de Rick Astley) o el muy usado “+fresa.com”, que mostraba una página con una imagen pornográfica animada (que hijos de la chingada :C) que no se podía cerrar. Tambien se le considera spam a hablar de absolutamente nada en los foros de internet. Spam. Agh.

Esos son los tres puntos que considero más relevantes en el internet, que quien sabe si es amigo o enemigo, sirve para tantas cosas y nos jode en tantas otras… creo que sólo somos masoquistas (dícese del que disfruta el dolor, por si lo ignoraban), ustedes juzguen.

P.D: La verdad es que me daba flojera hacer de este “ensayo” algo más elaborado, así que disculpen la falta de inspiración.

Ject.

WWW: ¿Amigo o Enemigo? (Parte 1)

NOTA: En este blog no hay censura. Las cosas se dicen como son y punto. Si no lo habían notado, se los pongo por escrito. Por cierto, esto es una introducción.

Esta es una entrada acerca del fenómeno actual, rutinario y peligroso que amenaza las vidas del 80% de las personas en este que llamamos “nuestro” planeta. No es un cometa que se va a estrellar con la tierra. No es una nueva clase de influenza ingeniosamente llamada AH2N2 (o como diría Elba Esther, “AHzNz”). No es un nuevo ataque terrorista a algún país del medio Oriente planeado en su totalidad por el gobierno de los Estados Unidos de América. No. De hecho, es algo que en este mismo instante corroe tus pupilas y se come todos y cada uno de los nervios de tus globos oculares (y no es tu monitor de baja definición, si es que tienes uno). Estoy hablando de nada más y nada menos que del Internet.

¿Qué es el Internet? El internet es, según lo que nos enseñan en la escuela los maestros de computación, la famosa Red de Redes, o como le llaman los que la inventaron, la World Wide Web (o WWW, para los huevones). Pero el internet no se queda como una sola definición; de hecho, hay muchas definiciones para este fenómeno (ya que eso es, un fenómeno de proporciones gigantescas), y todas dependen de cada usuario que día con día emplea el servicio (porque también es eso: un servicio).

Puede ser un portal de noticias, para aquél que tiene que ver con los acontecimientos mundiales o para aquellos a quienes Al Gore llamó muy amablemente “Globalifóbicos”. También a estos portales entran aquellos propagadores de noticias amarillistas parecidas a programas como Ventaneando o La Oreja (ya en serio, si se enojan porque critico a esos dos programas es que de plano están mal).

Puede ser una rama más del sector social, con sitios como facebook, hi5 o Myspace, en su mayoría usados por gente popis (aunque de hecho yo tengo mi facebook, y no me la paso subiendo fotos de pachangas ni de mi más nuevo traje de baño. Algunos de mis dibujos si los subo. No, no les daré la dirección a través del blog) y por ociosos. Este llamado “sector social” online es una reverenda tontería. Primero que nada porque el hecho de que dos personas “socialicen” a través de un portal es imposible. La socialización usualmente se lleva entre dos o más personas que se conocen en la vida real, que salen al cine o de paseo por las calles de su ciudad, y no que se la pasan todas las tardes sentados en frente de una pantalla brillante de 13 pulgadas. Eso no es socializar. Sin embargo estos sitios son populares por su contenido para pasar el rato. Facebook, por ejemplo, tiene numerosos juegos (FarmVille es adictivo, no puedo negarlo), cuestionarios y aplicaciones. Eso hace más atractivo este sitio, posiblemente por eso Myspace y Hi5 se han quedado atrás. Sin embargo corre el rumor de que Facebook le pertenece a la C.I.A, aunque creo que nunca lo sabremos (me cae que sí, ¿eh?).

El internet puede ser usado por los pervertidos o por los urgidos para buscar placer y tener lo que algunos expertos llaman “Sexo en solitario”, o más coloquialmente, para hacerse una jaira. Como dice Avenue Q en su musical, durante la canción “The Internet is For Porn”: Grab your dick and double click for porn, porn, porn! (pueden buscar esta canción con ese título en youtube, no lo lamentarán). Y es cierto. Mucha gente se masturba usando el internet, pero masturbarse no es malo, así que no hay porqué dejar de hacerlo. A menos, claro, que alguien lo haga una vez después de cada comida, eso es un poquito… bizarro y fuera de tono, mejor no lo hagan. Lo demás ustedes lo sabrán (…o no?).

También hay gente ligeramente geek (no me da vergüenza incluirme dentro de este término, que puede significar o “nerdo” o “ñoño”… pero suena mejor “nerdo”) que usa el internet para leer Manga (historietas japonesas, coreanas o chinas que usualmente se leen de derecha a izquierda, aunque de vez en cuando varía) y ver Anime, o reírse un rato ante bromas que solo un reducido grupo (dentro del cual dudo estar incluido) de personas con IQ mayor a 160 entienden. También juegan cosas como World of Warcraft (a ese sí yo no le hago) y engordan enfrente de su computadora. No todos, pero suele suceder.

Por último, puede ser usado por gente como yo, que gusta de publicar sus trabajos para que más gente los vea, lea y critique de manera constructiva. Por eso existen sitios de blogs como WordPress o Blogspot, e inclusive el original Blog.com.  También se pueden publicar medios audiovisuales de entretenimiento (Animaciones Flash, Juegos, Imágenes, Comics) en sitios como Newgrounds, DeviantArt, SheezyArt, Kongregate, ArmorGames, DrunkDuck, SmackJeeves, etc. Ustedes saben, seguro se meten a sitios así o a sus versiones en español (como minijuegos.com). Lo mejor de estos sitios es que inclusive pueden llegar a pagar por aupiciar tus trabajos… pero de eso hablaremos en la siguiente parte, que posiblemente sea más larga y más concisa que esta.

Abur,

Ject.

Acerca de la 6ta película de Harry Potter… y un par de cosas más.

(ESTA ENTRADA PUEDE CONTENER SPOILERS. HAN SIDO ADVERTIDOS)

Yo empecé a leer Harry Potter cuando tenía 8 o 9 años, más o menos cuando comenzó el 2000… quizás antes. Fui un fan de la serie a través de los primeros 4 libros, siendo, para mí, el 3ero y el 4to los mejores, inclusive fue una de las primeras inspiraciones que tuve para poder crear mis propias historias. Sin embargo me pasó algo que nos pasó a muchos: crecí (psicológica y físicamente). Los últimos 3 libros en la serie fueron… buenos, quizá, no realmente relevantes pero digeribles. El séptimo era bastante predecible (qué personaje terminará casado con qué otro personaje, qué monigote se va a morir, etc.), además de contener la mayor cantidad de muertes de personajes principales que jamás he visto en ninguna otra serie. Puedo decir que la “mágica” serie de J. K. Rowling es un buen ejemplo de literatura contemporánea, a pesar de que les faltó sabor a los últimos tomos de la saga.

En cuanto a las películas, seré franco: soy una de esas personas que dice que quizás irá a ver una película basada en un libro y termina sentado en la sala de cine esperando a ver que pasa, y que al final se pone a comparar el contenido del libro y el contenido de la película. Clásico, ¿no? Bueno, las películas del maguito británico comenzaron con el pie derecho en cuanto a adaptación, misma que se ha vuelto particularmente decepcionante conforme la saga fílmica avanza. Los efectos son geniales, que ni qué, y ver a Emma Watson cada vez más guapa es de lo mejor.

Hoy fui a la 9na sala del único Cinépolis que hay en Oaxaca y me aplasté a ver la sexta entrega de las aventuras de Harry Potter. Comenzó de manera regular, sobre todo teniendo en cuenta que no recuerdo que el principio del libro sea así, y a lo largo del filme pasaron varias cosas que estaban fuera de lugar. Lo que más pudo con mi paciencia es el hecho de que no remarcaran más la relación entre Harry y Ginny y que se enfocaran más en Ron y Hermione, y lo que definitivamente colmó el vaso es que omitieran el funeral de Albus Dumbledore. Además la película acaba de manera muy seca, hasta parecía que iba a seguir (quizás es una táctica fílmica muy mala para aclarar que también van a filmar la adaptación del 7mo libro).

A los efectos visuales les doy un 8.5/10, lo mismo a las actuaciones, pero en cuanto a adaptación se llevan un 4/10. Hasta parece que los libros y las películas son versiones distintas del mismo hecho. Es una buena película, pero le falta, le falta.

Hasta acá respecto a la 6ta película del mago.

Bien, ahora voy a hablar de una serie de libros que no es muy conocida y que sin embargo es muy buena, además de ser (junto con El Señor de Los Anillos) la inspiración básica de J. K. Rowling (aunque ella no lo haya mencionado públicamente): Terramar.

El primer libro de esta serie apareció en 1968, escrito por Ursula K. Le Guin y titulado “Un Mago de Terramar” (A Wizard of Earthsea). Narra cómo Duny, un niño cabrerizo de una isla ficticia llamada Gont se encuentra conque tiene facilidad para la magia, y es instruido en lo básico por su tía, una bruja de aldea. Duny se prueba a sí mismo como hechicero cuando salva a su aldea de un ataque Kargo (tribu de bárbaros) haciendo que sobre la misma caiga una densa niebla que confunde a los invasores. Es entonces llevado a vivir con un mago conocido como Ogión el Silencioso, quien le dice su nombre verdadero. Ogión le enseña un poco más acerca de la magia, pero Duny, ahora conocido como Ged (su nombre verdadero)  o Gavilán, quiere aprender más rápido y arrogantemente pide a su maestro lo mande a estudiar a Roke, una escuela de Magia. En Roke, Ged aprende muchas cosas y se convierte en un muy buen estudiante, pero conoce a Jasper, un chico que lo molesta mucho, y a Algarrobo, que se convierte en su mejor amigo. Jasper provoca a Ged diciéndole que nunca será un verdadero mago, y Ged, movido por aquella misma arrogancia, cae en la provocación y comete el error más grande de su vida: intentar convocar a un muerto. Se supone que ese es uno de los hechizos más difíciles de efectuar, y Ged lo logra, pero mientras el portal se abre aparece una sombra que ataca y casi mata a Ged. El Archimago, director de la escuela, logra detener a la sombra y salvar a Ged, y después muere dado el esfuerzo que hizo salvando a su alumno. La sombra escapa y a lo largo de este libro Ged huye de ella… y la persigue al darse cuenta de que la necesita para estar completo.

Básicamente esa es la sinópsis del primer libro, exceptuando detalles importantes como el hecho de que salva a una aldea del ataque de los dragones al decirle su nombre verdadero al Dragón de Pendor.

Después de “Un Mago de Terramar” siguen los libros titulados “Las tumbas de Atuan” (The Tombs of Atuan, 1971), “La Costa Más Lejana” (The Farthest Shore, 1972), “Tehanu” (Tehanu: The Last Book of Earthsea, 1990) y “En el Otro Viento” (The Other Wind, 2001); los he leído todos, debo añadir.

Con leer la sinopsis que escribí arriba se darán cuenta de las “similitudes” que tiene Harry Potter con esta serie. Si no, la enlisto aquí mismo.

  1. Ged y Harry son iniciados en la magia a temprana edad y son llevados a una escuela de magia.
  2. Roke y Hogwarts son escuelas de magia.
  3. Jasper y Draco Malfoy son un modelo de antagonista muy común y demasiado parecidos entre ellos.
  4. Algarrobo y Ron Weasley son un ejemplo clásico del mejor amigo del protagonista.
  5. La conexión entre la sombra y Ged y la conexión entre Lord Voldemort y Harry.

Esas son las 4 similitudes básicas de ambas series, pero las primeras 2 son las más importantes.

Ahora, las diferencias son las siguientes:

  1. La magia en Terramar está basada en saber el nombre verdadero de las cosas para poder controlarlas; en el mundo de Harry es un conocimiento que se aprende a través de libros.
  2. El personaje de Ged no es alguien vivaracho y feliz, sino más bien tranquilo y analizador, y crece en un ambiente más bien solitario, al menos hasta que es ya mayor y se va a vivir con la sacerdotisa de las tumbas de Atuán; Harry es un muchacho huérfano que está rodeado de amigos y personas que lo cuidan y conviven con él.
  3. La maldad en el mundo de Ged no está manifestada por un solo usuario, sino que además de la sombra existen otros, en específico uno que buscó la forma de vivir eternamente alterando lo que sería para nosotros conocido como “el más allá” ; la maldad en el mundo de Harry es representada por Lord Voldemort, quien tiene una conexión muy fuerte con Harry, ya que este último posee parte de su alma.
  4. No hay batallas grandes ni guerras sangrientas en los libros de Terramar, tienen un enfoque más existencialista ; es común que haya batallas entre magos y brujas en el mundo de Harry Potter, los personajes son demasiado frágiles y no tan plausibles o palpables.
  5. Ged crece muchos años en un solo libro, y pueden pasar tantos otros años de un libro a otro ; Harry crece un año por libro, excepto por el epílogo al final del 7mo.

Creo que eso es todo lo que tengo que decir en cuanto a diferencias realmente notables.

Ursula K. Le Guin dijo en una entrevista que ella no sentía que J. K. Rowling le estuviera copiando la idea, pero lo que le molestó es el hecho de que los críticos aclamaran tanto la “originalidad” del primer libro de Harry Potter. “[Rowling] tiene muchas cualidades como escritora, pero originalidad no es una de ellas”, dijo Le Guin. Yo la entiendo, si tomaran mi idea original y le dieran otro enfoque sin avisarme que lo hacen y además ganan más dinero y seguidores con ella, me enfadaría.

Bueno… hasta acá llega esta entrada,

abur.

Quesadillas a la 1 de la mañana

Exactamente, en este momento es la 1:10 am y me estoy tragando unas quesadillas. (NOTA: no confundir con el dulce español, la quesadilla herreña)

¿Qué podemos decir de las quesadillas? Para aquellos que no lo sepan (porque no sólo gente de México visita este blog), una quesadilla es una comida preparada con una tortilla (círculo de masa de maíz) con queso o quesillo (o “queso Oaxaca”) en el centro. Ah, pero hay que doblarla a la mitad (con el quesillo adentro) para que pueda ser llamada quesadilla, si no, sería una tortilla cualquiera con queso cualquiera derretido encima. Eso es una quesadilla.

Lo hermoso de esta comida mexicana no sólo es la simplicidad y la rapidez con la que es preparada, también está el hecho de que la puedes acompañar con frijoles, guacamole, aguacate, salsa roja, salsa verde, chipotle, limón, flor de clabaza, más quesillo, alguna sopa, cualquier guisado, chile piquín, chile habanero, chile verde, cebolla, ajo, pimienta, jitomate, arroz, huitlacoche, chimichurri y otro sinfín de cosas. Además de que se puede comer en casi cualquier parte de la república, aunque son má sabrosas en los mercados o en la casa propia. Además se pueden freír en aceite para hacerlas crujientes y más ricas, aunque más grasosas, claro.

Además de ser preparada con tortilla de maíz también puede serlo con tortilla de harina, y quedan muy ricas de esa manera; aunque ya que tienen tortilla de harina son consideradas “Sincronizadas”, aunque para mí que las sincronizadas llevan jamón, pero ese no es el punto.

Los gringos se dieron cuenta de la delicia de las quesadillas y modificaron una waflera para preparar sus propias quesadillas con tortilla de harina, además de que le dieron forma de trozos de pizza. Cada quién su estilo, aunque para mí las mejores siempre serán las quesadillas hechas en casa… o en el mercado 20 de Noviembre.

Quesadilla-Maker
"Quesadilla-Maker"

Hay algunas personas que, además de cualquier condimento, colocan sesos (sí, sesos) en las quesadillas, y entonces so llamadas “Sesadillas”. No las he probado y la verdad no se me antoja probarlas.

En pocas palabras la quesadilla es un alimento fundamental para el mexicano: cuando no hay nada que comer pero hay tortillas y queso en el refrigerador, puedes estar seguro de que comerás alegremente. Es decir, a todos nos gustan las quesadillas… al menos no he conocido a nadie que no las coma. Hay algunos y algunas que buscan pretextos y dicen “Ay, no, porque la tortilla engorda”, sin embargo los únicos que engordan son los que las consumen. Pero en general todo el mundo en México come quesadillas.

Hay que rendirle un homenaje a la quesadilla, que después del taco, es la comida mexicana que más consumo (claro, después están el pozole, las tetelas, las tortas, las memelas, las enchiladas, las enfrijoladas, las gringas, rajas, chimichangas, choriqueso y demás).

Demonios, ya me dio más hambre.

Abur.

Ject.

El Beso

En las películas de hace más de 40 años (al menos las que eran públicas) los besos eran vilmente tapados, censurados como la más baja de todas las acciones que se podían realizar ante los castos ojos de los espectadores del cine. En las películas de hace 30 años eran pasables, aún con algo de censura por parte de los cácaros, que cortaban el pedazo de película que mostraba el beso, pero por lo demás eran mostrados abiertamente, al igual que rápidos cuadros ilustrando la belleza del cuerpo de la mujer. En las películas de hace 20 años, junto con la revolución sexual y el movimiento hippie, los besos se volvieron tan liberales que era realmente común ver como un par de completos desconocidos se besaban (y ahora sí no importaba si ambos eran hombres o mujeres…). En las peliculas de hace 10 años los besos se exageraban. En las películas de hoy en día, los besos son la parte vital de la trama, son lo que hace vivir al protagonista y son aquello que es invariablemente combinado con el amor.

Pero para variarle un poco a los usuales temas que me conciernen, ¿qué es un beso? ¿Expresión de cariño? ¿Demostración de instinto? ¿Vínculo entre el habla y el sexo? ¿Adorno de la vida diaria?

Nuestra querida fuente de información vía web, la famosísima Wikipedia, nos dice que “El beso es el acto de tocar algo con los labios, generalmente a otra persona. Algunos primates presentan también esta costumbre. El beso puede darse de muchas formas y en muchas partes del cuerpo. Dependiendo del país y la cultura se realizará de diferentes maneras. En algunas zonas el saludo a personas allegadas se hace con dos besos, uno en cada mejilla, mientras que a desconocidos se les saluda verbalmente. El beso entre hombres que mantienen una gran amistad es común en algunos lugares de España, como Madrid. En países árabes es común el beso en ambas mejillas entre hombres para señalar fraternidad y como ritual de saludo. En Chile, Argentina y Uruguay se dan besos entre hombres, contactando mejilla con mejilla y estirando los labios. Pero en los demás países latinoamericanos, el beso entre hombres se considera una actividad de homosexualidad; allí, tradicionalmente se saluda con un beso en la mejilla entre un hombre y una mujer o entre dos mujeres, nunca entre hombres. En algunas sociedades, generalmente aisladas, el beso es muy poco común, e incluso es inexistente; esto depende de la cultura.” Así, textual.

Poetas como (Pablo Neruda o Joaquín Sabina) nos hablan del beso como algo maravilloso, importante y finalmente delicioso, pero fácil de perder y malinterpretar. Campañas publicitarias nos lo venden como “una acción vale más que mil palabras”. Canciones nos lo presentan como un aspecto importante en una relación. Caricaturas y series de televisión y películas nos dicen que son sencillos de conseguir. La vida real nos dice con una bofetada que que chingaos nos pasa…

Además de que el globalizado mundo nos dice que hasta con el beso nos da SIDA, como si quisieran censurar la “desmedida y rebelde” juventud que reina las calles de este retacado mundo.

El beso… ¿por donde comenzar? Un beso es un beso; una expresión, hasta donde podemos comprender, de afecto… pero de igual manera puede ser un cruel puñal por la espalda, un símbolo de traición y de cobardía. Y les voy a decir la verdad: esta mente disque culta no tiene la más remota idea de qué fregados es un beso, aunque podría decirles lo que el dueño de la mente puede pensar de vez en cuando y basándose en aquellos besos que ha dado.

Y tampoco he besado mucho. Y mi primer beso fue un fiasco, déjenme decirles, nada de “momento mágico” ni “flotar por los aires” ni por el estilo. Excitación, emoción y sorpresa son cosas que puedo decir que sentí. Inclusive adrenalina. Además fue un beso húmedo, en un sitio oscuro, mientras que aqulla chica que me besaba suponía estar besando a mi mejor amigo. Un beso a los 11 años es algo realmente inesperado (beso “de lengüita”), sobre todo para un chiquillo al que sólo su madre, tías y abuelas besaban en las mejillas. El caso es que después de sentirme bien por haber besado tan joven me sentí pésimo por haber desperdiciado aquél que fuera mi primer beso.

Después de eso hubo más besos en mi vida, como en la vida de cualquier chico que pasa de la alta infancia a la adolescencia. Y debo decir que la mayoría de los besos me hicieron sentir no sólo bien, si no que de hecho me hicieron cosquillas en el estómago. Pero como dice Raymond Chandler, los besos después del tercero son rutinarios.

Y he sido pendejo con los besos, debo añadir.

El beso es un factor importante en la vida del ser humano. Creo que en verdad nos ayuda a sentirnos queridos, amados; nos hacen sentir que formamos parte de una realidad continua que no se puede perdr en el vacío e inclusive nos hace olvidar que morimos dejándonos llevar por el momento en que nuestros labios tocan los labios de aquél ser especial.

A besar nos inspiran tanto canciones como poemas e imágenes. A besar nos inspira la musa que es nuestra pareja.

Un beso no es sólo polémico en el ambiente artístico, sino en el ambiente social. Algunas compañeras incluso se ponen a contar a cuantas personas han besado y cómo las han besado, degradando el valor sentimental que un beso puede llegar a tener. Un valor sentimental que, claro, cada persona le va dando a sus besos, y eso es como ponerles precio.

En fin…

Este ensayo que pensaba ser extenso y criticar cruelmente al beso que nos roba la mente y la calma ha sucumbido ante el encanto de los recuerdos de viejos besos que rozaron mi boca y que guardo en mi memoria, y que debe acabar acá elogiando a la expresión más húmeda (y ¿cariñosa?) de nuestra raza. Y algunos simios, según la Wikipedia.

Abur.