Agua de Calcetín.

No, no hablo de mal café ni de agua asquerosa.

Agua de Calcetín es mi nuevo proyecto bloguero, que también mantengo con 5 amigos y que ya llevamos 3 meses actualizando. Si pueden, échenle un ojo.

Saludos y abrazos,

Ject.

Advertisements

¿Un año ya?, chale…

1eraniversarioDemonios, el 24 de Agosto del presente año (2009, no se hagan, ya saben) el blog cumplió un año en línea. Y sí, olvidé que era el 24.

Así es, estimados lectores, un año desde que me la paso subiendo mis puntos de vista y mis artículos a este pequeño espacio de la red.

Originalmente, este blog fue creado después de obtener mi dirección web (jectoons.net), e iba a ser usado para publicar avances en proyectos y otros asuntos. Sin embargo, me aburrió todo aquél asunto de “Jectoons.net” y eliminé el sitio, aunque este blog siguió vivo. Qué bueno, ¿no? Y la verdad es que puedo decir que la gente ha leído este sitio varias veces. ¿Cómo? Verán…

  • Primero que nada, con esta entrada serían 73 entradas en total.
  • La gente ha dejado unos 145 comentarios en el blog (cuatro de ellos siendo spam e incluyendo mis respuestas en la cuenta).
  • El blog es visitado, por lo menos, 30 veces al día, y hasta ahora el contador dice que han entrado a esta página unas 10, 954 veces (y WordPress no cuenta mis propias visitas al blog, así que es un logro). Las visitas se deben más que nada a que varios amigos me han ayudado colocando banners de mi blog en su página o blog, y eso es, como ya saben, muy agradecido.

Una entrada que causó polémica fue la de la muerte de Michael Jackson (quien se supone, por cierto, que fue asesinado. No estoy del todo seguro del dato, pero eso dicen).

Una entrada que disfruté escribiendo es la de “Se los digo pa’ que no se les ocurra”. (Me encanta insultar a los directivos)

Y pues bien, me agradaría comentar más acerca de este primer año online, pero desgraciadamente tengo poco tiempo. No se olviden de checar las demás entradas del blog y sigan visitando (No sean malos).

Gracias a toda la gente que lee el blog y a todos aquellos que contribuyeron a que siguiera escribiendo, aunque sea inconstantemente.

Atte.

Ject.