¿Problemas para dormir?

A menudo me cuesta trabajo dormir. Cuando era más chico y estas cosas me sucedían, llegaba un punto en que me daba miedo quedarme dormido, y me imaginaba que quizás no fuera a despertar de nuevo. Bueno, si me sincero un poco con ustedes, la verdad es que aún me pasa. Claro que no tan frecuentemente, además de que me percato de que es un miedo absolutamente irracional. ¿O no? Independientemente de eso, me sigue costando trabajo quedarme dormido. Mi mente viaja por un laberinto de actividad que si bien en muchas ocasiones no está enfocada a nada en particular (es decir, no estoy realmente haciendo nada más que ver series o imaginándome situaciones o historias y esas cosas), por lo general me mantiene completamente alerta. Pero mis párpados se cierran.

Jamás he estado seguro de como el sueño funciona. Mi madre, por ejemplo, estará de acuerdo en que jamás he sido una persona “de mañana”, es decir, que jamás me ha sido particularmente sencillo levantarme temprano, madrugar, mantenerme activo desde temprano. Y si a veces consigo esto, jamás logro que dure más de tres o cuatro días seguidos. Al menos no a propósito.

Lo que me sucede ahora es que, a pesar de que me cuesta trabajo quedarme dormido, no me cuesta trabajo decidir dormirme, ¿me explico? Puedo estar sumamente agotado, absolutamente rendido, y sin embargo me mantengo con los ojos abiertos, pensando en mil cosas, antes de decir “ok, debería dormir”, y ¡puf! sumirme en un sueño que, desgraciadamente, no es reparador ni demasiado ameno.

Entonces, al día siguiente y en mis ratos de ocio, me pongo a pensar en el por qué de mis malos descansos. Seguro es el estrés. Hace unos cuantos meses comencé a trabajar en un estudio en el que estamos produciendo una serie animada muy genial (de la que hablaré en el momento en que sepa que tenemos permiso para hacerlo), y el ritmo de trabajo me trae un poco a las carreras. A veces siento que no estoy dando lo suficiente de mí y en otras ocasiones que sin importar cuanto dé, jamás seré tan bueno como pretendo ser. Inseguridades del medio, ya saben, y más aún cuando vas atrasado con asignaciones de una o dos semanas atrás. Está eso. También está la emoción que me provoca el hecho de que este diciembre estaré realizando un largo viaje para reunirme con la mujer que amo, y eso también me tiene despierto en ocasiones. También la cantidad y media de proyectos que tengo en la cabeza, las cosas que quiero hacer y las series de televisión y las películas que quiero ver; los libros que quiero leer, el ejercicio que quiero hacer, las personas con quien me agrada platicar… supongo que comprenden más o menos por dónde va la cosa. Al fin y al cabo, todas estas situaciones y todos estos pensamientos, aunados a la recapitulación del día que hago muy al estilo de Mafalda todas las noches, son lo que me quita el sueño. Eso lo entiendo. Lo que no comprendo es por qué demonios no descanso.

¿Será verdad eso de que las vivencias nos acompañan hasta dormidos? Nunca me ha ocurrido soñar con algo que me haya preocupado especialmente durante el día, por ejemplo. Y cuando despierto solo quiero dormir más. Y cuando de hecho duermo más, me siento exactamente igual de cansado. ¿Qué es lo que me falta? ¿Una mejor alimentación? ¿Una vida más activa? ¿Qué es lo que determina nuestro nivel de descanso?. Ah. La relajación. Las cosas que cargamos con nosotros a la cama no se van si no las dejamos ir. Es interesante. Técnicas de relajación, veamos, pensar en cosas lindas. Imaginar el color verde. Escuchar música clásica. Contar borregos o cualquier otro animal u objeto. No pensar en nada. No dejar que nada nos importe después de las 22:00.

No lo sé. No sé ni siquiera por qué estoy escribiendo esto ahora, al cuarto para la una de la mañana, después de darme cuenta de que no progresé con ninguna de las cosas con las que quería progresar esta noche. Seguramente es parte de la procrastinación inmediata que a menudo puebla mi vida. Y es que, de veras, a menudo tengo problemas para dormir y prefiero procrastinar un poco. No sé por qué lo estoy compartiendo, tampoco, si es claro que no voy a llegar a ningún lado. Básicamente estoy vertiendo mis pensamientos y dejando que fluyan a través de mis dedos para que se conviertan en una gran cantidad de pixeles que alguien (tú) leerá en algún momento. Quise por un par de segundos hace dos párrafos llegar a una conclusión, también, sin embargo sé que eso sería una necedad, ya que esto es casi eso a lo que llaman “escritura libre”.

Díganme ustedes, ¿Cómo puedo relajarme? ¿Cómo dormir bien?

Saludos y buenas noches,

Ject.

Advertisements

Bilingüe / Bilingual

(La versión en español de la entrada se encuentra un poco más abajo)

English

Hello! Welcome to my blog. I’m Jectoons (well, my name is José, but don’t tell anyone) and I’m a classical animation student at the Vancouver Film School… and I’m almost done with the fabulous process of crafting an animated short for all of you people to watch, enjoy and (why not), hate, if you may. But let’s not get into that just now.

The thing is, I’m going to be posting a bunch of stuff related to animation and to –of course– a bit of my personal life and my thoughts. It’s a blog, after all, and that’s what blogs are for… right? The internet has given us way too much liberty, and we better use it before the people that run this huge, crazy place change their minds (ha! As if they could ever do that).

Anyways… I guess that’s it. For now. Greetings!

José.

 
Español

Aparentemente y debido a que quiero usar este blog de nuevo para hablar a la gente de mis fabulosas aventuras en el mundo de la animación (y en el real también), y porque lo más cercano a un idioma global es el inglés (a pesar de que el chino mandarín se es hablado por más gente), he decidido que de 2011 en adelante el blog será bilingüe.

¿Cómo ha estado todo el mundo? ¿Aún hay gente leyendo esto? Veo que mis entradas de odiante (hater, que le dicen) son las que tienen más visitas a la fecha… ¡y visitas diarias, para colmo! Vaya que a la gente le agrada pelear en internet. Es ridículo. Pero como yo también soy gente, y también soy ridículo –y, por consiguiente, me peleo a veces en el internet– mejor me callo.

Sé que he estado ausente los últimos…. muchos meses, pero he tenido una razón: desde el 31 de agosto del año pasado me la he pasado en chinga y joda trabajando en la Vancouver Film School, estudiando para convertirme en un animador profesional. Sip, en definitiva quiero que mi fuente de felicidad e ingresos sea la misma. Por lo pronto los alumnos de la clase 77 de Animación Clásica nos encontramos trabajando en nuestro filme final, y ya el lunes comenzamos a pintar y nuestra fabulosa animación… claro que aún me falta terminar unos cuantos cientos de dibujos, pero no importa, lo fabuloso (y espantoso) es que ya sólo quedan 3 meses de clases y… pues… ya.

Estén pendientes, me parece que voy a empezar a hacer más uso del blog de ahora en adelante. ¡Saludos a todos!

Mis 10 libros favoritos

Antes de comenzar formalmente con la entrada me gustaría desearles a todos los lectores un feliz 2010. Es un nuevo año, nuevos asuntos por suceder y nuevas cosas que aprender. Además es el año del bicentenario de la revolución mexicana… Pero eso ya lo sabían. Aún me recuerdo escribiendo la primera entrada del 2009. El tiempo pasa muy rápido, sobre todo estos últimos meses. Ah, claro, es que estoy de vacaciones y por eso se me pasa más rápido. Nomás dejen que empiece la escuela y van a ver como la pesadez empieza de nuevo… en fin.

Les quiero presentar mis 10 libros favoritos, dando una reseña de cada uno. Es sólo una opinión, ya decidirán ustedes qué hacer después de leerla.

1.-LA MITAD OSCURA – Stephen King

Uno de los primeros que leí del autor. El libro trata sobre cierto escritor (cuyo nombre no recuerdo) que solía usar un seudónimo para escribir sus mejores novelas. El seudónimo, de alguna forma, cobra vida y empieza a matar gente. El método de narración usado es de los mejores que ha empleado en sus novelas. El libro se parece bastante a otra historia del mismo King que se llama “La ventana secreta”, que fue adaptado al cine bajo el mismo nombre con Johnny Depp como el estelar.

2.-LA HISTORIA DE LISEY – Stephen King

Una de las novelas más recientes del autor, publicada en 2006. El marido de Lisey, un escritor (que raro que la mayoría de sus personajes sean escritores, ¿no?) murió hace poco y ahora ella está reviviendo el tiempo que vivió con él. Resulta que este hombre tenía un mundo secreto de fantasía llamado Boo Ya Moon (o algo así) al que iba para inspirarse. Conforme la historia avanza, Lisey se da cuenta de que ese mundo es más real de lo que parecía al principio. Creo que es una de las mejores novelas de Stephen King, la recomiendo ampliamente ya que es (al menos en su mayoría) diferente al resto de los trabajos del autor.

3.-LA MILLA VERDE (El pasillo de la muerte) – Stephen King

La última que voy a mencionar del autor, no se preocupen. A pesar de la gran cantidad de ficción que caracteriza a esta novela (que en un principio fue apareciendo por entregas, luego fue recopilada en un solo tomo), es una de las más humanas que ha escrito Stephen King. Desde la descripción de la personalidad del gigante negro John Coffey (“como café, pero se escribe diferente”) hasta la del malvado oficial (cuyo nombre no recuerdo) se destacan los rasgos más humanos que jamás haya visto en un libro de Stephen King (y, como se podrán dar cuenta, he leído bastantes del autor). La reflexión de los últimos renglones del libro tiene que ser entendida tanto en su contexto como entre líneas y, la verdad, no me dejó dormir en un buen rato. Es uno de esos que deben leer.

4.- EL PLANETA ANALFABIA –Carmen Santonja y Jesús Gabán

Este es un libro hermoso que a primera vista parece escrito para niños, aunque déjenme decirles que lo obtuve a modo de obsequio cuando tenía ocho años y no lo pude leer hasta unos seis años después… porque no le entendía. Es algo difícil de encontrar, pero seguro que si lo buscan bien, lo hallan. Habla de un planeta (El planeta Analfabia, duh) y de las criaturas que lo habitan, entre las que están un león de granito, un gnomo, un montón de chorlitos (que son pájaros), un viento llamado Soplete de Fresa, un rey que se llama Fatuo, un bosque de orejas y un pez linterna. Habla de los acontecimientos durante el reinado de Fatuo y de lo que pasa después (en una divertida línea del tiempo), además de  hablar de las chorlitas que viven en el Árbol de la Inconsciencia del Ni Fu Ni Fa. Ah… es un libro excelente.

5.-FRIN – Luis María Pescetti

La vida de un chico llamado Frin que está entrando a la adolescencia. Lo leí cuando tenía doce u once años, así que creo que por eso me gusta tanto. La descripción de las chicas (vistas a través de los ojos de un niño de entre 10 y 13 años, no se alteren), el ambiente escolar y los enojos por nada, además del apoyo incondicional de los nuevos amigos son lo que caracteriza este libro. Es bastante bueno. Su continuación, “Lejos de Frin”, no es tan buena, pero también es recomendable.

6.- HISTORIA SOBRE UN CORAZÓN ROTO… Y tal vez un par de colmillos – Mónica Beltrán Brozon

Es un muy buen libro, del estilo de Frin y publicado por el Fondo de Cultura Económica. Cuenta la niñez y adolescencia de cierto personaje cuyo nombre no recuerdo y habla de la chava de la que está enamorado, quien, según se rumora, es un vampiro. Debo aclarar que este libro fue escrito varios años antes que esa babosada de Crepúsculo, así que ni lo relacionen. En este libro, eso del rumor inicia porque la mujer esta no sale mucho de su casa y cosas así. Pero es realmente un libro excelente.

7.- EL ZORRO – Isabel Allende

Me encanta cómo escribe Isabel Allende. Este libro es uno de sus mejores trabajos. Habla sobre la vida del mentado Zorro, un héroe de la época colonial de familia rica que ayuda a los pobres y etc. etc. Lo que me gusta del libro es la vida que la autora le da a los personajes y la forma en que retrata el ambiente de la época. Es un muy buen libro.

8.- ALIA LA SUBLIME – Alfred Bosch

Es un libro con un rollo existencialista muy cabrón que narra la vida de un personaje soñador y embustero llamado Saad. Sueña con encontrar las Antillas y su amor platónico, una prostituta llamada Alia, “La Sublime”. Sin embargo se encuentra con muchos problemas en su camino, problemas de tipo natural en esa época. Rechaza a la única mujer que lo ha amado, pierde un dedo por ladrón (debido a un castigo) y descubre que Alia no es quien parece ser. Y luego recibe la mortal sentencia de su padre. Es un libro excelente. Muy recomendable.

9.- LAS TUMBAS DE ATUAN – Ursula K. Le Guin

Creo que es el libro más logrado de la serie épica de Le Guin. Su forma de describir a las sacerdotisas de las tumbas y su forma de ver un mundo desconocido para ellas cautiva al lector desde las primeras páginas. La serie es de las mejores que he leído, y le gana por mucho a Harry Potter (como recuerdo haberlo comentado en otra entrada) y a Eragon. Les recomiendo leerla. La venden en un tomo grande de color blanco bajo el título “Historias de Terramar”… o algo así.

10.- LA VIDA INÚTIL DE PITO PÉREZ – José Rubén Romero

Un libro de finales de los 30’s, clásico de la literatura mexicana y que no había tenido oportunidad de leer hasta hace poco. Como dice mi abuela, “Inútil en lo corpóreo, pero en lo espiritual, en lo honesto, en lo humilde, ¡qué grande!”. Es un muy buen libro que no te roba más de 2 días en su lectura. La vida desafortunada de Jesús Pérez Gaona, Pito Pérez, Hilo Lacre, es de lo mas conmovedora y divertida posible. Y su testamento es una mezcolanza de realismo, nihilismo y pesimismo que jamás había visto. De verdad es muy recomendable.

¿Qué opinan?

Les deseo un buen año y hasta la próxima.

Ject.

Lo último de 2009

Esta es, muy probablemente, la última entrada del año. Se nos acabó el 2009, señores, ya llega el tan mentado 2010.

¿Qué les parece? De huevos, ¿no? Ah, aunque realmente hay un factor relativamente malo en el hecho de se acerque el 2010, al menos para nosotros los mexicanos. Se trata de aquello de las sublevaciones que ha habido en nuestro país cada 100 años desde 1810. Algunos piensan que es posible que exista una rebelión parecida este año que viene, otros (como su servidor) creemos que eso es una estupidez. Se preguntarán porqué mi opinión es contraria a lo que se cree de manera relativamente “popular”. Resulta que en estos momentos nuestro país atraviesa por una crisis que ni nuestro presidente de juguete (de los gringos, por supuesto) puede resolver. Es una crisis económica muy peliaguda, con todo aquello del petróleo y otros rollos. Igual hay una crisis social ligeramente… difícil, aunque no es extremo relevante. Es por esa crisis económica que ni a los gobiernos ni a los ciudadanos les conviene que haya conflictos “mayores”. Creo fervientemente que habrá ligeras “guerrillas” o conflictos como la APPO de Oaxaca (pero brutalmente reducidos, algo que no se escape de un pequeño artículo en los periódicos), pero nada de importancia a nivel república.

Lógicamente puedo equivocarme.

Pero dejémonos de pensamientos “futurescos” y centrémonos en el presente, en lo que pasa hoy.

Primero que nada debo decir que la animación que terminé recientemente (y que puede ser vista en www.newgrounds.com, http://jectcartoon.deviantart.com o en la pestaña de animaciones de este mismo blog) tuvo muy buena aceptación en el portal flash Newgrounds.com. De hecho se ganó un par de reconocimientos. Primero le otorgaron el Daily 1st Place del 15 de Diciembre y dos días después fue estelarizada en la página principal. Fue una mejor aceptación de la que esperaba, para ser sinceros. Así que… pues véanla, ¿va?

Hoy vi la película de “El Exorcista”, y debo decir que me decepcionó bastante. Es que… bueno, tiene escenas que son impresionantes en el sentido de que dices “Puta, no mames, que pedo con la película”, pero en general la esperaba más… de miedo. Tanta gente que dice tantas cosas sobre la mentada película del diablo y pues no es nada extremadamente especial.

Y ahora… bueno, se acaba el año. En un par de días cumpliré 17 años y pues se siente bien, bastante normal. ¿Qué más esperan que diga?

Ah, cierto. Feliz navidad, gente, y feliz año nuevo. Tal vez me vuelvan a leer entre el 5 y el 10 de Enero, aunque con lo voluble que puede llegar a ser mi personalidad es posible que me lean antes.

Pásensela chido.

Desde el DeFectuoso,

Ject.

MacBook

He obtenido una Macbook. Blanca. Es… hermosa.

250 GB de disco duro. 2GB de RAM.

Se nota la diferencia entre Windows y Mac cuando te encuentras con los paquetes en que cada una viene. Eso y la calidad del producto. Debo decir la verdad: la laptop Gateway que usé los últimos tres años me ha servido bien (todavía ni siquiera la acabo de usar, tenemos un business pendiente), aunque se ha estado cayendo a pedazos y con los virus que le caían cada 3 meses era imposible trabajar.

Pero ahora… bueno, el teclado de esta Mac no es muy cómodo (estoy seguro que es por la posición y por mi propio cansancio). Sin embargo el sistema operativo y lo bonito que se ve todo es increíble. Además: ¡Lo bien que funciona!

Por ahora es un poco tarde. Tal vez halague a mi Mac en otro momento. Mejor me voy a hacer la meme.

Abur.

Ject.

Las caricaturas de mi infancia

Hey, gente, ¿cómo les va?

¿Se han dado cuenta de la cantidad enorme de malas caricaturas que pasan hoy en día por la telera? Chafeó el negocio, no puede ser. Ah, qué alegría recordar las viejas caricaturas, aquellas que eran graciosas aunque nuestra mente de infantes no nos permitiera comprender a fondo lo que sucedía (algunas que volvemos a ver nos parecen más  tontas y sin sentido, pero así es la vida).

Tuve la suerte de crecer en los 90’s, como muchas otras personas que visitan el blog, aunque gran parte de ellos vivieron las caricaturas de los 80’s, y eso es en parte envidiable. La verdad creo que la época de oro de las caricaturas fue entre 1990 y 2002/2003, y que a partir de entonces se han ido degradando, volviéndose repetitivas y aburridas. Creo que todos coinciden conmigo cuando digo que canales como Cartoon Network, Nickelodeon, y aquella tontería que se hace llamar “Disney XD” tienen programas de televisión cada vez peores. Eso o el anime está invadiendo la vida de nosotros los occidentales poco a poco. El anime no es malo, por cierto, pero aquellos que intentan imitarlo y no lo logran humillan al género. Esta entrada es un homenaje a las caricaturas que yo veía de chico.

¿Y cuáles son esas? Chale, son un chingo. Pero gracias a Youtube puedo postear acá los nombres y ejemplos de aquellos días… ah, era excelente sentarse frente a la tele a ver los dibujitos. Ahorita lo que está de “moda” son los programas con actores reales, y los que veo yo son Dr. House, Two & a Half Men, The Big Bang Theory, etc, etc. Pero eso es para otro día.

Regocíjense.

1.- KND: Los Chicos del Barrio. Esta era muy chida. Los primeros episodios, sobre todo, y la mayoría de los que le siguieron, aunque creo que lo mejor de todo era la traducción al audio latino, que le daba un toque especial al asunto y nos hacía notar que nuestras traducciones son, en verdad, de las mejores.

2.- Coraje el Perro Cobarde. A veces, para la mente de un niño pequeño, realmente daba miedo. Katz, por ejemplo, que era un desgraciado. Pero Coraje siempre ha sido de mis caricaturas preferidas, el humor era excelso, yo me cajeteaba de risa viendo esto.

3.- El Laboratorio de Dexter. Esta era muy buena, al menos antes de que la “renovaran”. Varios la conocen, era un clásico, y la película (la del Dexter del futuro) era muy, muy chida.

4.- Dragon Ball Z. Este es un clásico, y no, no es de los 90’s. Comenzó como un manga creado por Akira Toriyama y fue evolucionando hasta volverse un fenómeno mundial. Y luego fue arruinado por los de la 20th Century Fox. Así es de culero, el asunto.

5.- Ed, Edd y Eddy. Yo lo conocía como Ed, Doble D y Eddy. Me encantaba el humor físico (AKA agresiones) en este, era realmente cómico, y el doblaje al español latino era muy, MUY bueno.

6.- Garfield y sus Amigos. Sin comentarios. No, esperen… no, ninguno.

7.- Fenomenoide! A este nunca le entendí del todo, pero ahora que le vuelvo a ver recuerdo porqué me gustaba tanto. Es tan… estúpido. =D (Puse el intro en inglés porque la traducción al español me parece muy, muy mala).

8.- Invasor Zim. Ah… creo que es de lo más bizarro que había. Por eso es excelente.

9.- La Vaca y el Pollito. El hombre rojo sin pantalones… ah, a toda madre.

10.- Johnny Bravo. Siempre fue bueno, no puedo decir más.

Y, bueno, no hay que poner más videos para que entiendan mi punto.

Aquí hay una lista con 60 de mis caricaturas favoritas de la infancia (incluyendo estas). No hay sólo caricaturas en esta lista, sino series con actores que eran excelentes.

  1. KND: Los Chicos del Barrio
  2. Coraje el Perro Cobarde
  3. El Laboratorio de Dexter
  4. Dragon Ball Z
  5. Ed, Edd y Eddy
  6. Garfield y sus Amigos
  7. Las Sombrías Aventuras de Billy y Mandy
  8. Johnny Bravo
  9. Pokémon
  10. Scooby Doo
  11. El Escuadrón del tiempo
  12. La Vaca y el Pollito
  13. Yo Soy la Comadreja
  14. Mike, Lu y Og
  15. Samurai Jack
  16. Sheep en la Gran Ciudad
  17. Pollo Robot
  18. Ranma ½
  19. Sailor Moon
  20. Saint Seiya
  21. Transformers: Guerra de Bestias
  22. Cat Dog
  23. Kenan & Kel
  24. Aprendiendo a Vivir
  25. Los Castores Cascarrabias
  26. Invasor Zim
  27. Dinosaurios
  28. Escalofríos
  29. ¿Le Temes a la Oscuridad?
  30. Power Rangers
  31. Inspector Gadget
  32. Tom & Jerry
  33. Droopy
  34. Looney Tunes
  35. Dog City
  36. Animaniacs
  37. Digimon
  38. Shinzo
  39. Galidor
  40. Fenomenoide!
  41. Monstruos de Verdad
  42. Jacobo Dos-Dos
  43. Kim Possible
  44. Lucky Luke
  45. ¡Mucha Lucha!
  46. Quack Pack
  47. La Vida Moderna de Rocko
  48. Ren & Stimpy
  49. Tiny Toons
  50. Underdog
  51. Rocky & Bullwinkle
  52. Kid Músculo
  53. Jimmy Neutron
  54. Tin-Tin
  55. Alvin y las Ardillas
  56. Ginger
  57. Conde Pátula
  58. Bananaman
  59. Doug
  60. KaBlam!

Ah, los recuerdos.

No hay nada más que quiera añadir por ahora, así que los dejo viendo esas caricaturas y buscando las otras (si es que quieren).

Abur.

Ject.