“The Pacifier” & “Jurassic Thirst”

La versión de la entrada en español se encuentra un poco más abajo.

ENGLISH

A couple weeks ago (August 19th, 2011), I graduated from the Classical Animation Program at Vancouver Film School. It was one tough year, I gotta say. Anyhow, I’m now proud to present to you the 2 (YES! TWO!) student films I crafted during the last 5 months of the aforementioned program. The first one is called “The Pacifier”, and it’s a 3 minute short about a teething toddler and his pet rat.

One of the things that I learned during this year is the incredibly difficult and tedious process that animation is (I had an idea, but it was nothing like this)… but don’t get me wrong, I enjoyed creating this. I love animation. If I didn’t, I don’t think I would have been able to finish it.

So the process went something like this (it was the same for every student): First I sketched a bunch of thumbnails and had them reviewed by the storyboard instructor –by the way, all the Classical Animation Staff is awesome. The teachers know what they’re talking about and they are always there to help, and if they’re not we can always count on the Teacher Assistants to answer our questions–, then I created a storyboard and put the panels in premiere, with a very rough idea of the pacing we wanted to have.

The senior instructors sat in a theater and watched every single pitch for a film with every student and gave important feedback on what to change, what to get rid of and what to add. Once the storyboard was approved, we moved on to the Layout stage. “Layout” is basically drawing all the backgrounds, separating animation levels, held cells, overlays and underlays, drawing the poses the character will follow later, and specifying camera moves.

Again, we had to get the layout approved by the teachers, and once that was done, we moved to the rough animation stage. In this stage we can either use the layout poses or draw new poses to show the character movement. But that’s not all. It’s in this stage that all the extreme positions (sometimes called “keys”) and breakdowns (most of the time, the middle point of an action… but, as everything, it can vary) are set so an assistant can later create the inbetweens (all the drawings that go between keys and breakdowns)… but this was an individual project, so I was my own assistant. Anyways. There’s also this thing called the X-sheet or Dope sheet, in which the timing of the animation is written for us to later shoot it in a computer and gaze at the marvelous magic of moving drawings.

A lot of things can change in the rough animation stage. Sometimes even character designs (which is a really stupid decision and will most likely make you lose the your work pace. One should only do that if there’s enough time and budget… and if, like in our case, the budget is time and energy, we can’t allow ourselves to do something like that), or maybe some of the elements in the background or overlays are moved… I don’t know. But after rough animation, all the changes should be definitive. Should.

Now’s the time for the Clean animation stage. Here all the drawings are “cleaned”… and all keys and breakdowns are inbetweened. And that’s it.

Last but not least comes the Digital Ink and Paint stage, which is sort of combined with the Compositing stage. All the drawings are scanned and vectorized using Toon Boom Harmony and then painted using the same program. The backgrounds are usually painted in Photoshop.

It’s also in Toon Boom where all the effects (shadows, tones, highlights, etc.) and all the camera moves are added. Little stuff changes here, such as some character sizes or the placing of objects. And… voilà, the final film is technically done. I mean, there are still some revisions, and then the film goes to the editor and the sound designer so the music and sound effects are added, and then they make sure that there are no black frames and that everything’s in place.

Whew. Now the second film. It’s called “Jurassic thirst”, and it’s about dinosaurs and lemonade.

This film was relatively “easier” to make. It did have to go through the thumbnailing and storyboard stages, but then all the animation and backgrounds were done on Flash. Heh. Not much to explain there… It still took a lot of effort to complete, specially because we had one month to learn the process used in studios and finish the whole thing.

The best part of the whole experience was to work alongside great artists and even greater friends. All the people from CA77, thanks very much for everything, I’m happy that I met you all. All of their films are awesome as well, and I may be posting them later on.

So yeah. Those are my student films. I hope you like them, because I really enjoyed making them. Greetings and all that.

José.

ESPAÑOL

Bueno, pues como pueden ver me eché un chorote de texto en inglés allá arriba. Los dos videos que puse son animaciones que hice como parte de mi programa de un año de animación clásica en la Vancouver Film School, y francamente estoy muy contento con los resultados. La graduación fue hace casi dos semanas (el 19 de Agosto), por cierto, pero me había dado bastante flojerilla actualizar el blog. Ahora que ya tengo ganas de trabajar de nuevo, sin embargo….

Pues bien. El primer corto (no veo mucho chiste en postearlo de nuevo, así que pueden verlo allá arriba) dura tres minutos y trata sobre un pequeño niño y su rata mascota.

Una de las cosas que aprendí este año (a pesar de que ya tenía una idea bien formada) es el increíble trabajo que cuesta crear un corto animado, principalmente cuando todas las partes de la elaboración las estás haciendo tú. Pero no me malinterpreten, me encantó trabajar en este corto (aunque a veces me daba de topes contra la cabeza o me quedaba en vela toda la noche porque algunas cosas no funcionaban), si no me hubiera encantado, no lo habría terminado.

Ahora voy a explicar un poco como fue el proceso para la elaboración del corto: Primero presentamos una serie de thumbnails (imágenes pequeñas con bocetos rápidos en los que se muestra más o menos el curso de la acción y la historia) a la maestra de storyboard, quien después de gruñir un poco nos dio el sí para que trabajáramos en el storyboard del filme. Ya que estuvo hecho, agarré y escaneé los paneles en Adobe Premiere y arreglé más o menos el tiempo que quería que durara el asunto este.

Entonces los maestros (gente que sabe de todo, muy amable y siempre está dispuesta a ayudar… en verdad, los maestros de la VFS son fabulosos) se sentaron en un teatro a ver las proposiciones de filme de todos los estudiantes, y nos dijeron qué cosas podíamos cambiar, qué cosas no, qué cosas quitar y qué cosas dejáramos tal y como estaban.

Ya que el storyboard fue aprobado, entramos a la etapa de Layout. El layout es básicamente dibujar todos los fondos, especificar los movimientos de cámara, separar por niveles los distintos objetos que conforman una escena y dibujar las poses que va a seguir cada personaje (basado en el storyboard, por supuesto).

Una vez más, los maestros checaron el trabajo y nos dijeron qué cosas cambiar y mejorar. Y ya. Entonces empezó la etapa de animación en sucio (rough animation). Esta es una etapa muy importante del proceso, ya que en ella puede variar lo que haya sido creado previamente en Layout para beneficiar la animación…. incluso se pueden cambiar los diseños de personaje (ninguna de las dos es muy recomendable, porque eso toma tiempo y no conviene desperdiciar el tiempo). Durante esta etapa se crea la animación de los personajes, se dibujan los extremos (a veces llamados “keys”) y los breakdowns (es el punto intermedio entre cada movimiento… la mayor parte del tiempo. Como todo, puede variar), y se hacen instrucciones para que después un asistente dibuje aquello conocido como inbetween… que son los dibujos que van entre cada key y cada breakdown. Claro que nosotros no tuvimos asistente alguno, entonces todos los dibujos fueron de cuenta propia.

Ahora comenzamos la etapa de Animación en limpio. Acá se limpian todos los dibujos y se crean los inbetweens. Y ¡listo! (“listo”, ya que es en realidad un chingo de trabajo). Una vez que todos los dibujos han sido… dibujados (valga la redundancia), se escanean a un programa llamado Toon Boom Harmony, el cual vectoriza los dibujos y permite que sean coloreados de manera digital. Entonces empieza la etapa de pintura y compositing. Se pintan todos los fondos y todos los personajes, se borran los rastros de polvo e incluso se redibujan algunas lineas en la computadora. “Compositing” es el acomodar los elementos de cada escena para que, como quien dice, se mire bonito, además de que ahí se añaden todos los efectos como sombras, tonos, brillos, etcétera.

Y ahora sí, ya. Tenemos un filme terminado… que aún tuvo que ser aprobado y revisado por el editor, además de que el ingeniero de sonido de la escuela nos ayudó con los efectos de sonido y la música.

Ahora, el segundo corto trata sobre dinosaurios y limonada, y se llama Jurassic Thirst. El proceso para este corto fue un poco más sencillo; digo, aún así tuvimos que proponer la idea y el storyboard a los maestros, pero como toda la animación y fondos fueron creados con Flash, pudimos terminar en el tiempo que nos dieron (1 mes).

Y pues ya. ¿Cómo la ven? Me ha costado bastante trabajo, pero logré terminar. Y estoy tan orgulloso de lo que hice como de lo que hizo toda mi clase, repleta de excelentes artistas y, más que nada, excelentes amigos. En fin. Igual y luego posteo los filmes que mis compañeros hicieron. 

En este momento estoy esperando a abordar el avión que me llevará de regreso a Mexicalpan por un par de meses, así que me despido. Saludos,

José.

¿Qué PEDO con el Manga en México?

EDIT 14/11/14: Esta entrada, por alguna razón, sigue obteniendo lecturas y comentarios todos los años desde que la publiqué (hace más de 4 años). Esta es una situación que me da bastante gusto. Gracias por darte una vuelta por este olvidado blog y darle un poco de vida. Salud.

ADVERTENCIA: Antes de que empiecen a leer este artículo deben saber que soy fan del manga. No de TOOOODO el manga, pero sí leo de manera periódica varios mangas, y de hecho admiro bastante la cultura del dibujo que se ha desarrollado en Japón a lo largo de los años. Algunos de los títulos que leo frecuentemente son:

  • One Piece de Eiichiro Oda
  • Naruto de Masashi Kishimoto
  • Bleach de Tite Kubo
  • HunterxHunter de Yoshihiro Togashi(No me dieron muchas ganas de seguir leyéndola)
  • Samurai X de Nobuhiro Watsuki (serie terminada hace unos años)
  • Fullmetal Alchemist de Hiromu Arakawa (Terminó a principios de este año)
  • Ranma ½ de Rumiko Takahashi (Terminó hace como 10 años, quizá más)
  • Inu Yasha de Rumiko Takahashi (También terminó hace unos años)
  • Yu Yu Hakusho de Yoshihiro Togashi (También terminó hace un rato)

En cuanto al anime… solía ver, como todos los que nacimos entre 1980 y 1999 (en mi caso, 1992), Dragon Ball Z, Pokémon, Sakura Card Captor, Samurai X e Inu Yasha.

Sé lo suficiente sobre manga como para hacer esto. Al fin y al cabo, no voy a criticar al manga como género, ya deé en claro que me agrada leerlo.

Como de seguro ya sabrán, soy un aspirante a monero en la siempre caótica y malinchista república mexicana, algo que es “común” y que sin embargo no tan común al mismo tiempo. ¿Por qué? Resulta que últimamente (desde el “boom” del manga en México, hace unos 15 años), a los jóvenes y aspirantes al dibujo en México les da por dibujar manga. No es que esté mal. No está mal, al contrario, me parece absolutamente maravilloso que aspiremos a aprender de otra cultura de dibujo que no sea la gringa. Pero…. chale, es que hay límites, y francamente el manga está sumamente sobrevalorado.

¿Cómo es que surgió la idea de publicar esto? Pues resulta que hoy, domingo 22 de Agosto de 2010, compré dos publicaciones que llamaron mi atención. La primera, a eso de las 12:00 del día, fue la revista DibujArte S3 no. 69, en cuya portada viene un dibujo (*cough* Manga *cough*) de Luis Belmont, quien es un tipo muy talentoso, no me malinterpreten. Compré la revista (de Vanguardia Editorial) porque hay veces en que trae artículos que me interesan sobre manera, como colorear en photoshop, pintar con acuarelas, tinta digital, tinta normal, etcétera.

La segunda publicación que adquirí fue un fabuloso libro de Mercurio López Casillas sobre el maestro José Guadalupe Posada, uno de los mejores (si no es que el mejor) ilustradores de México de finales del siglo XIX y principios del XX. Después de hojear durante horas los grabados de Posada, me di cuenta de que tenía la revista de DibujArte a un lado. Y entonces comencé a preguntarme “Bueno, habiendo tanto talento en México, como el de este tipo Luis Belmont, ¿Por qué chingados todo el mundo dibuja manga?”. Y con “todo el mundo” me refiero a la gran mayoría de ilustradores y dibujantes en México que se decantan por el estilo japonés.

Son muy pocos los mexicanos que realmente desarrollan un estilo propio del gran número de inspiraciones (comic, novela gráfica, ilustraciones, paisajes, manga) que hay en el “mercado” del dibujante, por citar a algunos, Mario González (A quien admiro mucho, y que publica primero en inglés, pero, ¿de qué otra manera se puede uno dar a conocer en el ámbito de los cómics en México?), Augusto Mora, Bachan, Juanele y Zirta.

Digo, está claro el por qué el manga ha sido una influencia tan poderosa en todos los dibujantes mexicanos (crecimos viendo el anime de DBZ, por favor). Y si no está claro, déjenme mencionar algunos elementos: narrativa, anatomía (la exagerada anatomía femenina, por ejemplo, o los músculos super desarrollados de algunos varones), violencia y humor para “todas las edades” (aunque en muchos casos ese humor sean en realidad referencias altamente sexuales disfrazadas), entre otros (no podemos olvidar la gran cantidad de géneros que exploran los mentados japoneses).

Decía: está claro por qué el manga ha sido una influencia tan poderosa en los dibujantes mexicanos, pero llegar al punto en que la mayor parte de las publicaciones sobre dibujo que aparecen de manera quincenal, semanal, mensual o bimestral en los puestos de revistas son referentes al manga y/o al anime (que sólo es el estilo de animación realizado por los japoneses, y que también admiro pero del cual sólo pretendo sacar unos cuantos elementos y no dedicarme de lleno a emular el estilo japonés) es un golpe bajo y una mentada de madre para el dibujo mexicano.

No he visto, por ejemplo, que en una revista sobre “comics” en méxico hagan entrevistas a autores independientes como los que mencioné anteriormente, y eso es realmente lo que deberían estar haciendo para promover la industria de la historieta (porque “comic” es una palabra gringa que se refería en un principio a las tiras cómicas y que se quedó como nombre definitivo para el arte secuencial) en México, o reportajes sobre Butze, Rius (bueno, a ese lo lee todo el mundo), Quezada o Posada. Para hacerla crecer, maldita sea. Volteo a los puestos de revistas y me encuentro con las publicaciones gringas (que no están mal, pero perjudican igual o peor que el manga a la historieta mexicana) distribuidas por Vid, además de los centenares tomos de manga que venden en sus sucursales. Checo un poco más y me encuentro con Conexión Manga, DibujArte S3 (que si bien no se dedica de lleno al manga, en la mayoría {¡EN TODAS!} de sus publicaciones usa ejemplos con ilustraciones de tipo manga) y Akiba Kei, las tres distribuidas por Vanguardia Editores (que también distribuye el popular comic gringo Archie).

Publicaciones mexicanas en formato de historieta hay varias, pero siempre es algo así como el Libro Vaquero, El Pantera, Kaliman o Memín Pinguín (las últimas dos siendo verdaderos ejemplos de la historieta en México, y no pendejadas), que si bien está chido que las saquen, ya fue mucho, ¿no es cierto? Memín Pinguín, por ejemplo, una larguísima historia creada por Yolanda Vargas Dulché que se reedita, y reedita, y reedita hasta el cansancio.

Lo que más me molesta de las editoriales mexicanas de revistas (verdaderas editoriales mexicanas de revistas de historietas, no Televisa ni nada de eso) es que no se prestan a cosas nuevas. Vid publica Marvel, DC, manga y a Memín, pero no permite que nuevos autores creen revistas nuevas que se puedan distribuir como HISTORIETAS en toda la república. Les da miedo el cambio.

Me entristece que el manga haya tomado tanto control sobre la vida de los dibujantes mexicanos (porque si dibujan manga, no son moneros, está claro. Son Mangakas). Sin ir más lejos, el tal Luis Belmonte dibuja Manga. Su primer trabajo publicado fue en DOMO, la primera revista dedicada al Manga en México. Hay dos razones: está claro que le interesaba dibujar manga (no critico eso porque, tal y como él lo dice, era la primera revista de Manga en México. Entendible que los jóvenes experimentaran), y la segunda es que no hay revistas de difusión de historietas en México (esto último es un fenómeno más actual. Antes estaba la revista PEPÍN. El refugio actual para los moneros es la revista MAD… ¡que tampoco es realmente mexicana, aunque su equipo editorial sea mexicano! Digo los respeto y todos. Por ese medio conocí, por ejemplo, a Augusto Mora, pero chale. ¿Qué les cuesta crear una revista MEXICANA de historietas?).

Es, repito, una tristeza. Ojalá que el panorama cambie pronto para las historietas en México. Lo dudo, pero lo espero.

Saludos,

Ject.

El libro que me compré de PosadaEl libro que me compré de Posada

Este mes patrio…

Qué tal, una vez más escribiendo (algo tarde dirían algunos, dado el tema que nos reúne en internet hoy), ahora, un año después de las 5 entradas tituladas “Y Que viva México”, celebrando otro mes patrio.

¿Saben qué sería útil? Hacerle como los canales de televisión cada que ha una fiesta importante y pasar las mismas películas una y otra y otra vez…. un reciclado de entradas… estaría chido, ¿no? Me facilitaría la vida a mí y nuevos lectores podrían leer material viejo y original sin tener que ponerse a buscar mucho tiempo en el archivo. Desgraciadamente, eso dejaría con un mal sabor de boca a todas las personas que ya leen el blog y que conocen de sobra las entradas viejas (si es que se han tomado el tiempo de leerlas, claro).

En fin. Estamos (casi) en el aniversario número 199 del inicio de la independencia mexicana, todos regocíjense y retocen en los ensangrentados campos de batalla que vieron morir a los héroes patrios (y a otro chingamadral de gente que pasan a ser, en este caso, soldados desconocidos). Lo más común sería hablar de la independencia de México a fondo en esta entrada, aunque ya toqué el tema el año pasado y la verdad es que da un poco de hueva. Así es, estimados lectores, el autor tiene flojera, y no es precisamente porque se encuentre en exámenes de primer periodo. No. Me da flojera hablar de la independencia de México ya que, como cualquier lector mexicano que haya estudiado apegado al programa de la Secretaría de Educación Pública (“SEP”, si no lo abrevié no fue para echar choro, ¿eh?) en los últimos 30 años, he repasado la historia de nuestro país (según es contada por los mismos gobernantes, los “triunfadores”, de México) más de tres veces desde que inicié la educación primaria.

¿No les parece algo molesto? Digo, sí, me encanta mi país y todo, la historia es interesante y llena de cultura, batallas, aztecas y españoles y toda la cosa, pero tengo al menos 9 años repasándola. Ya chole. De vez en cuando le cambian y nos enseñan Historia Universal, o la que yo llevo ahora, Historia Universal COntemporánea, pero al fin y al cabo todo regresa a México. Sé que no me debo quejar por eso, es en realidad una queja inútil y que por nada del mundo va a cambiar la cómoda forma que tiene la SEP de enseñarnos. Sé que en todos y cada uno de los países del mundo los alumnos que ingresan a primero de primaria (o como sea que se llame ese grado en cada país) va a llevar bajo el brazo un tomo de “Historia de Mellevalachingada”, por ejemplo. Sé que todos hemos pensado en eso (en el hecho de que nos enseñan la misma historia varias veces alterando los datos o añadiendo nombres y fechas) miles de veces. Lo sé. No me lo reprochen. También sé que algunos creen que me la paso tirándole mierda a todo y a todos… bueno, eso en parte es cierto, en parte no, pero me gusta darle un toque sarcástico y fuera de tono (…exagerado, por así llamarlo”) a mis opiniones.

Entonces estamos en eso: La historia de un país vuelve mil y una veces a aparecer en los temas de un estudiante a lo largo de su vida académica (y la vida académica de sus hijos), pero hay un hecho que no me pueden negar, y ese hecho es que la historia está escrita en su totalidad por los ganadores. Eso, por los que logran agarrar la pluma primero y plasmar su versión verídica (y a veces no tanto) de cientos de hechos que transcurrieron durante su tiempo. No me van a decir que creen que Juárez o Díaz o Salinas de Gortari hicieron todo lo que dice la historia que hicieron… ¿o sí? Eso es ser ignorante e inocente. La verdad es que muchas cosas de las que hicieron (que dicen que hicieron) sí las hicieron, pero por ese montón de cosas que dice que hicieron y que sí hicieron, hay otro montón de cosas que dice que hicieron y que no hicieron, o cosas que no dice que hicieron y que sí hicieron, o cosas que dice que hicieron y que no hicieron. Así es la historia de nuestro país y del mundo.

Poco a poco se han ido levantando historiadores veraces y (oportunistas) energéticos que se van a investigar la verdad de los hechos, y vuelven con versiones que, si no difieren en su totalidad con la historia oficial, sí le parten la madre a los libros de la SEP (por decir algo). Claro… cada historiador le pone su estilo y sus opiniones a su investigación, favoreciendo a quienes creen que son los buenos y tirándoles mierda (como un servidor, dirán algunos) a los “malos”. ¿El resultado? Un chorro de versiones de una sola historia nacional, continental y/o mundial, haciendo que toda la historia sea bien o una mentira o un chiste muy, muy enredado.

¿Qué opinan ustedes?

Ah, por cierto, feliz 15 de septiembre a todos (hoy es 8, pero dudo que publique algo hasta después del 15), pásensela chido y coman pura comida mexicana. Saben que quieren, a que sí… :3

Bueno, pues… Abur.

Ject.

Uy, pero que bandera tan suertuda
Uy, pero que bandera tan suertuda

Se acerca el Día de Muertos

Mil disculpas por eliminar la entrada de “Feliz Jalogüin, Parte 1”, la cosa es que no me sentía con ánimos para terminarla y tampoco quería dejar a los que la leyeron esperando una segunda parte. En fin…

Día de muertos es una excelente fecha mexicana que se celebra por todas partes del país, sobre todo cuando se celebra respetando la tradición. Esto es, poner el altar, comiendo hasta hartarse, ir al panteón y estar con nuestros difuntos aunque sea un ratito. Por mi parte yo me voy a Cuicatlán, Oaxaca, el fin de semana, para pasarla con los parientes vivos… y los muertos. Se pone bien fregón el ambiente entre chelas y muertos, así que hasta nuevo aviso.

Estoy haciendo animaciones, por cierto.

Au revoir.

…y que viva México (Final)

Porfirio Diaz
Porfirio Díaz

Quiero terminar este ensayo hoy, y planeo hacerlo con el final del periodo de, en mi opinión, el mejor presidente que ha tenido la historia de nuestro país: Don Porfirio Díaz. Digo que es el mejor presidente por razones que serán explicadas más adelante. Curiosamente, mencionaré en esta última parte a los únicos dos presidentes oaxaqueños del país. Ah, y por cierto, mi día de la independencia no fue nada divertido. Es mas, me la pasé con muy pocos ánimos y dormí mucho, inclusive mientras escribo esto tengo bastante sueño, así que me apresuraré a terminar con este ensayo para poder dormir bien. Debo decir que si quieren recibir las actualizaciones del blog pueden suscribirse por medio del RSS. En fin. Sigamos.

En la parte 4 hablé sobre varias cosas. Francamente no lo recuerdo muy bien que digamos, aunque sé que es la parte más larga ya que contiene 2066 palabras en total. Veamos… abarqué desde el final de la independencia hasta la constitución de 1857. Por lo tanto tuve que haber mencionado las presidencias de Anastasio Bustamante, Guadalupe Victoria, Vicente Guerrero, Antonio López de Santa Anna; también me parece que mencioné la muerte de Morelos y la separación de Texas y de Guatemala. Luego seguramente hablé de las logias Escocesa y Yorkina y de como llegaron a ser los dos partidos políticos del México independiente. Ah, y también mencioné qué gacho mataron a Paco Stanley.

Uff… es un chingo, de veras. Ya qué.

Para comenzar de una vez por todas, situémonos en el año 1846. En este año se dio un hecho crítico en la historia de nuestro país: La Intervención Estadounidense. Este hecho fue crítico porque es la única ocasión en que la bandera gringa ha ondeado en la escuela militar, que en ese momento era el Castillo de Chapultepec. La guerra comenzó porque los gringos reclamaban una indemnización de los daños ocurridos en Texas después de la independencia texana. El gobierno mexicano, por supuesto, se rehusó a pagar, y que se vienen los gringos.

Voy a hablar únicamente de la guerra de Chapultepec, que se dio en 1847, el 13 de septiembre. Hubo otra batalla, la de monterrey. Hagan click aquí si quieren leer acerca de ella.

Fue en esta batalla que se da el episodio conocido como Niños Héroes. Estos escuincles eran Juan de la Barrera, Francisco Escutia, Francisco Márquez, Agustín Melgar, Fernando Montes de Oca y Vicente Suárez, y si asistieron al grito del presidente, habrán oido que cada vez que el pelón decía eso, los del ejército exclamaban “¡Murió por la patria!”. Esto es porque cuando a los gringos se les ocurrió atacar, los chamacos que ya mencioné (cadetes en entrenamiento) estaban castigados. Y que se dejan caer los gringos y a los chamacos no les queda de otra más que defenderse, aunque estaban pero bien fruncidos de miedo.

Uno de ellos, Francisco Escutia (mejor conocido como Juan Escutia), se “avienta desde el techo del castillo para evitar que los gringos se llevaran la bandera”. Eso es una leyenda, leyenda que nos enseñan a todos de chiquitos para que veamos lo increíble que es la historia mexicana. Lo que sucedió fue lo siguiente: Juan, mientras disparaba, se le acaban las balas. Se da cuenta de esto y, horrorizado, corre por su vida, pero en su apuro da un traspié y se enreda en la bandera que estaba en su camino. Desesperado por escapar, se zangolotea en la bandera como pescado y ésta se desprende. Escutia pierde el equilibrio y se bambolea por el borde hasta que cae tristemente y muere hecho puré en las rocas del fondo. Que en paz descanse. Aún así, me gusta creer la leyenda.

El caso es que todos los niños castigados mueren en el asalto gringo y éstos ponen su bandera. México pierdem por supuesto, la batalla. Ah, y México paga la indemnización. ¬_¬

En 1848 se anexa Texas a gringolandia por medio del tratado Guadalupe-Hidalgo.

En 1853 Santa Anna sube por onceava vez al poder. Se nombró el “Dictador de México” y gobernó con el sobrenombre de “Su Alteza Serenísima“. El país estaba bien jodido, no tenía ni un peso y la corrupción estaba como hoy en día. Los liberales, amparados por el Plan de Ayutla, se rebelan y destierran a Santa Anna y colocan como su changuito presidente a Álvarez. El sucesor del changuito, un simio apellidado Comonfort, escribe las Leyes de Reforma, entre las cuales se encuentra la separación de la Iglesia del Estado. El simio era sabio. Pero como estaba en vigencia el Plan de Tacubaya (La Iglesia Manda), los conservadores desconocieron a don Comonfort e iniciaron la Guerra de Reforma, en el transcurso de la cual se promulgaron más leyes de reforma.

En 1858 el simio renuncia y entra a escena el “Benemérito de la Nación”,  Benito Juárez. Benito Juárez nace en Oaxaca, en un pueblo que está en un cerro donde hace mucho frío que se llama Guelatao. Se supone que Benito Juárez deja de cuidar cabras porque tiene ganas de estudiar y se va caminando por el bosque hasta la ciudad de Oaxaca, donde entra a trabajar con los patrones de su hermana. Se enamora de la hija de los patrones, Margarita Maza y tras algo de tiempo se casan. No estoy seguro de que esta historia del “niño cuida cabras” que fue Juárez sea cierta. No estoy diciendo que sea mentira, tampoco.

En fin. Juárez comienza una carrera política importante y en 1858 asciende al trono presidencial. Él promulga la constitución de 1857 y con ello marca el fin de la guerra de Reforma. Se decreta la suspención de pagos de la deuda externa.

Esteee…. Francia decide presionar a México por la vía militar con ayuda de España e Inglaterra, pero como Juárez era un hombre de calzón grande logra negociar diplomáticamente con la marina Inglesa y Española para que desistan y se marchen. Los franceses, sin embargo, hacen berrinche y comienzan a atacar por el puerto de Veracruz, y comienza la Batalla de Puebla en mayo de 1862. La cosa es que gana Ignacio Zaragoza (de nuestro ejército). A pesar de eso, los franchutes ocupan la capital en 1863.

Mientras tanto, el 10 de Julio los conservadores nombran segundo emperador a Maximiliano de Habsburgo. Debo decir que este hombre era un pobre diablo al que convencen de venir a gobernar México. El pobre viene todo contento con su mujer Carlota y lo recibe el gobierno de Juárez. Maximiliano proponía un gobierno mejor que el que teníamos. A pesar de eso, Juárez lo ataca, lo caga y lo fusila en el cerro de las campanas, en Querétaro,  en 1867. Carlota finge demencia para que no la maten y la dejen regresar a su hogar, donde la mantienen encerrada el resto de sus días.

😦

Juárez muere de angina de pecho en 1872. Lerdo de Tejada ocupa su lugar en 1876. Entonces entra al poder Don Porfirio Díaz.

Porfirio Díaz es el segundo y último presidente Oaxaqueño que ha tenido la república. Y el mejor presidente, en mi opinión. Durante su presidencia el peso superó al dolar, eso significa que México estaba excelentemente en cuanto a economía. Las leyes de reforma favorecieron la concetración de tierras. Permitió la inversión extranjera y construyó el ferrocarril. Díaz gobierna por mucho tiempo. Y luego, un día, dice que es el momento de México para la democracia.

Se hacen elecciones y Francisco I. Madero va a ganar… y entonces Díaz lo encarcela. Esto es en 1910. Madero escapa de la cárcel (debo decir que Madero era un hombre raro que creía en la bondad de la gente. Por eso lo mataron) y entonces se forma un levantamiento contra Díaz. Díaz es exiliado y así termina la mejor época de nuestro país. Madero sube al trono presidencial y tras un rato el descontento da origen a la Revolución mexicana. Pero de eso hablaré en otro momento.

Gracias por darle una ojeada a este ensayo, que me tomó 5 días terminar. Me agradó escribirlo y siento mucho la increíble omisión de datos que hice en este último, pero ya es hora de ir a dormir. Buenas noches,

Ject.

…y que viva México (Parte 4)

Miren la evolución del territorio Mexicano...

Hoy en la mañana me fui con mi familia a recorrer el zócalo de la ciudad de Oaxaca, que es bastante bonito. Comimos en un restaurante llamado “El Portal del Marqués” y después dimos un recorrido por las calles del zócalo. Debo decir que si no por todas partes, en algunos lugares se apreciaban globos con los colores patrios y coches con banderas, y me llamó la atención en un periódico la foto de un “Hidalgator”, un robot de Miguel Hidalgo. Se me hizo graciosa la idea de que un robot que representa a un padre de hace dos siglos venga a nuestra era y dé el grito de independencia. De cualquier manera, hay que seguir con el ensayo, y creo que este será el más extenso hasta ahora.

¿En qué íbamos? Me parece que se dio el grito de independencia en lo que hoy es Dolores, Hidalgo, y el que gritó fue el cura Miguel Hidalgo. Comienzan las primeras batallas de la independencia con puras victorias para Hidalgo y sus secuaces, hasta que son derrotados en Puente de Calderón por el General Félix María Calleja. Ellos huyen y Calleja los alcanza una vez más, atrapando a los líderes principales de 1811, Hidalgo, Aldama y Allende. Son fusilados y sus cabezas exhibidas en la alhóndiga de Granaditas, como un aviso al pueblo para que no se revelen nunca más. José María Morelos y Pavón queda al mando del ejército insurgente.

Digamos que había unas cuantas diferencias entre nuestro santo cura Hidalgo y su sucesor, Morelos. Hidalgo había estado en formación católica y había estado a punto de ser excomulgado. Si lo de la independencia no hubiera sucedido en el momento en que sucedió, posiblemente Hidalgo no habría tenido nada que ver. Respecto al asunto militar, Hidalgo era un buen estratega, pero él opinaba que los soldados de su ejército estaban bien como estaban y no necesitaban entrenamiento.

Morelos fue, en algún momento, alumno de Hidalgo. También tuvo una formación católica decente, pero no estuvo tan metido ni comprometido con la iglesia como el pelón lo había estado. En cuanto al asunto militar, Morelos era un excelente estratega, muy inteligente y calculador, y al contrario de Hidalgo, entrenaba a sus soldados antesde combatir. Esto le dio una ventaja bastante grande sobre su rival, Calleja, en las distintas batallas que se libraron después de la muerte de Hidalgo. Con esto les digo: La muerte de Hidalgo no ocasionó el fin de la independencia, por suerte.

Don José María Morelos y Pavón

Morelos estaba a cargo de la revolución de la parte de la Sierra Madre del Sur. En 1813, don Morelos convocó al congreso americano en Chilpancingo, en donde presenta un importante documento: Los Sentimientos de La Nación. Entre otras cosas, este documento dice que la América (no México) es libre e independiente de España, que solo se practique la religión católica, que solo los Americanos obtengan empleos, que no se admitan extranjeros, que en la nueva legislación no se admita la tortura, que tropas extranjeras o de otro reino no pisen nuestro suelo, que la esclavitud y la distinción de castas se proscriban para siempre, y que se solemnice el día 16 de septiembre todos los años.

Basándose en este documento, Morelos redactó otro documento, llamado “La Declaración de Independencia de América Septentrional”. Un año más tarde se proclama la no oficial Constitución de Apatzingán.

Morelos es llamado entonces el siervo de la nación. Fue derrotado en un valle que es hoy conocido como el valle de Morelos. Duh. Fue fusilado en San Cristóbal, Ecatepec, en 1815.

Es entonces que el pueblo mexicano comienza a decir “Chín… ya nos jodimos”… Los únicos frentes poderosos del lado independentista estaban bajo el mando de Guadalupe Victoria y Vicenete Guerrero. En el norte estuvieron Pedro Moreno y un caso curioso de un español con ideas liberales llamado Francisco Javier Mina. Estos dos últimos no lograron resistir mucho tiempo, a pesar de que tuvieron algunos triunfos al principio del movimiento.

Iturbide
Iturbide

Durante esa época el virrey era un wey apellidado Apodaca. Apodaca estaba hasta el queque de los independentistas y como veía que se estaban debilitando, les ofreció indulto. El indulto, por si no lo saben, es el perdón por la responsabilidad penal. Entonces llegó de España un general llamado Agustín de Iturbide, que había venido para apoyar contra los insurgentes. Pero Iturbide se siente atraído hacia el lado insurgente de la guerra y tras una batalla contra Guerrero, que termina en el famoso y maricón abrazo de Acatempan, firman el Plan de Iguala en 1821. Luego, Iturbide entra victorioso como el héroe de la independencia a la ciudad de México. Es en este momento que se considera terminada la Independencia de México. Juan O’Donojú, el último virrey de la nueva españa, acepta firmar el acta de independencia en septiembre 28 de 1821.

Iturbide termina siendo El Héroe Independentista.

Como México ya era un país autodidacta y libre, con las castas retozando alegres por ahí, se necesitaba un gobierno.  Se Instala una Junta de Gobierno Provisional, y en 1822, Iturbide ve una oportunidad y se hace proclamar Primer Emperador de México. Esto es considerado como una monarquía peligrosa, además de que las cortes españolas se rehúsan a aceptar la independencia. Cabrones.

El hecho de que Iturbide fuera el emperador jodió sobremanera a México. Hubo una política muy frágil y la minería, el comercio, y la industria sufrieron lo peor de la joda. Además de que se elimina al Congreso.Ante esto, un tipo llamado Felipe de La Garza es el primero en sublevarse contra Iturbide, en Tamaulipas. Antonio López de Santa Anna, que antaño había combatido en batallas poco importantes a los insurgentes, se levanta en armas contra Iturbide en diciembre de 1822. En el sur, Guadalupe Victoria y Vicente Guerrero también se levantan en armas y derrotan al ejército Iturbidista en Jalapa, Veracruz.

En 1823, Guerrero y Santa Anna proclaman el plan de Casamata, en el que declaran estúpido y sin valor el gobierno de Iturbide. En febrero de ese año, Iturbide renuncia y lo mandan a la chingada (lo exilian).

Se establece un triunvirato, que es un gobierno repartido entre tres personas. Los gobernantes son Guadlupe Victoria, Pedro Celestino Negrete y Nicolás Bravo. Por ese entonces se comienza a disputar cuál será la nueva forma de gobierno. Los Españoles y criollos que quedaron en el país optan por una República centralista, y los insurgentes quieren una República federal.

Surge una inestabilidad política fuerte y Guatemala y varios territorios del sur se separan de México en 1823. Un año después, Chiapas regresa a formar parte de nuestro país.

En fin. Se convoca a elecciones presidenciales y resulta elegido el querido Miguel Félix y Fernández, que no es otro que Guadalupe Victoria. Así, Victoria se convierte en el primer presidente de México en 1824. En su gobierno se crean la tesorería nacional y las logias masónicas. Su gobierno cesa en 1829 y muere en 1843.

Guadalupe Victoria
Guadalupe Victoria

Durante la presidencia de Guadalupe Victoria se proclama la primera constitución oficial de nuestra nación, la Constitución de 1824. Esta contitución es muy importante, ya que establece que el gobierno posee una cámara de diputados y una cámara de senadores, divide al poder en ejecutivo, legislativo y judicial. Establece que cada presidente durará 4 años y abole la esclavitud. Además es la primera vez que a México se le nombra “Estados Unidos Mexicanos”. A Huevo.

Otra cosa de reelevancia durante el gobierno de Guadalupe Victoria es el hecho de que se crean las Logias Masónicas. Éstas son corrientes de pensamiento que con el tiempo se convirtieron en los primeros partidos políticos de nuestro país. Una era la Logia Escocesa, formada por aristócratas. Piensan en la República como un estado elitista y la prefieren centralizada. Fundan el periódico “El Sol”, en 1823, con el cual mantienen al tanto a sus seguidores de las cosas que sucenden dentro del partido.

La otra Logia es la Yorkina, que pretende defender a México y a la Constitución de 1824 de los Españoles. Creen que la logia Escocesa es estúpida y ambivalente. Gracias a las dos logias se divide el congreso y se crean milicias. Ah, y además los yorkinos crean su propia gaceta llamada “El Águila Mexicana”.

En 1829 se convoca de nuevo a elecciones y gana el masón escocés Manuel Gómez Pedraza, pero como es un peligro para los yorkinos, Santa Anna se levanta en armas contra el nuevo presidente. Gómez Pedraza huye del país y se convoca de nuevo a elecciones. Gana Vicente Guerrero y asume la presidencia en 1830.

Paco Stanley
Paco Stanley

Vicente Guerrero, como la mayoría de los políticos en este país, es matado en un desayuno (recuerden a Paco Stanley, que no fue político, pero que gacho le hicieron). A Guerrero lo invitan a desayunar a una playa en Oaxaca, donde lo apresan y se lo llevan a Cuilapam, donde lo fusilan el 14 de febrero de 1831. Su presidencia fue, ¿cómo se dice?, corta.

Durante la presidencia de Guerrero un español regresa a México con la intención de reconquistarlo. El nombre del desgraciado es Isidro Barradas. Santa Anna lo combate y lo vence en septiembre de 1830. Es considerado el Héroe de Tampico.

Después de Guerrero gobierna Antonio Bustamante (1832-1833) y Valentín Gómez Farías (1833 y luego en diversos periodos hasta 1847). Después entra Antonio de Padua María Severino López de Santa Anna y Pérez de Lebrón, mejor conocido como Antonio López de Santa Anna a su primer periodo. Es en este periodo en que se da una de las mayores jodas en la historia de nuestro país: La Independencia de Texas.

Texas y las demás zonas que se separaron del país estaban muy alejadas del centro de Méxicoy estaban pobladas por indios salvajes y pocos y pequeños núcleos de población española y mestiza, por lo que el gobierno los tenía abandonados. Pobres. Producían algodón, petróleo y otras pendejadas. Como México quería colonizar estas tierras se las fue entregando poco a poco a los extranjeros con el requisito de que profesaran la religión católica y de que no se ocuparan terrenos a 20 leguas de la frontera. El virrey Apodaca, antes de lograrse la independencia, le dio permiso al gringo Moisés Austin para que se estableciera una colonia de 300 familias en Texas, pero como Austin se murió en 1823, su hijo llevó a efecto esa colonización en 1823.

Cuando se creó el estado de Coahuila fuimos lo suficientemente estúpidos para que dejar que los gringos se establecieran como colonia en la provincia de Texas en 1824. Tenían todo tipo de libertades y franquicias.

Mr. Poinsett, ministro gringo en nuestro país, intentó comprar Texas en 1829 por mas o menos 5 millones de dólares. México se negó y gringolandia invadió Texas violentamente. En Texas se formaron tres grupos de pensamiento: El anexionista, el independiente y el mexicano. El anexionista decía que había que unirse a gringolandia. El independiente decía que había que crear la república Texana. El mexicano decía que había que quedarse con México, aunque eran la minoría.

En 1835 hacen su primera declaración de independencia excusandose con el despotismo y la pendejez de Santa Anna. En 1836 hacen la declaración de independencia oficial y México envía tropas a lidiar contra los texanos. Se da una batalla muy importante: El Álamo.

Si vieron una película de producción gringa con ese nombre, habrán notado que los mexicanos somos representados como unos cerdos salvajes y sedientos de sangre que matan gringos por placer. No fue así. Tras la batalla en la que los gringos nos partieron la madre en 20 minutos, capturan a Santa Anna, que accede a las peticiones de los texanos y el 14 de mayo firma el tratado de Velazco con el gringo David G. Bunset, en el que acepta la independencia de Texas.

En diciembre de 1836, España acepta por fin la independencia de México.

Santa Anna
Santa Anna

Después de eso pasan se establece un sistema de gobierno central que comienza en 1836 y termina en 1845. Santa Anna viene a ser “Su Alteza Serenísima” hasta 1845 (culero, ¿no?). Pasan por la presidencia José Joaquín Herrera (1848-1851), Mariano Arista (1851-1853) y en 1855 entra de nuevo Santa Anna. Debo añadir que esta no fue su segunda vez en la presidencia, más bien fue como la novena. Estuvo 11 veces en la presidencia.

En 1857 se proclama otra constitución. Tiene un estado federal democrático, ya no hay más vicepresidencia, afectó al clero… e ignoró a los indígenas.

Uff… hasta ahora el contador de palabras marca unas 2065 palabras. Es mucho. Pienso que lo mejor es dejar hasta acá esta parte del nsayo y continuará en la parte 5. Abur.

…y que viva México (Parte 3)

El Charro Matias
El Charro Matías

Me he dado cuenta de que la parte dos llevó muchos datos históricos y me contuve de expresar mi opinión concreta sobre lo que había sucedido. Con suerte, esta parte tendrá más pedazos de mi opinión. Además acabo de ver la adaptación de una de las obras maestras literarias mexicanas al cine, Arráncame La Vida, de Ángeles Mastreta. Debo decir que es de las mejores películas mexicanas que he visto, y que a pesar del contenido sexual (que para nada me molesta ^_^) contiene datos históricos y un humor bastante agudo. Desgraciadamente no he leído el libro. Planeo hacerlo pronto. Vean la película, está bastante buena.

Continuemos con este ensayo.

México fue conquistado en 1524 por Hernán Cortés. Qué joda, la verdad, aunque si no hubieran sido los españoles, seguramente habrían sido los ingleses, los franceses o los portugueses. El caso es que fuimos conquistados y de manera muy ojete. Es decir, el 97% de la población original había muerto de viruela, sífilis, gripa o bien, por la guerra. Los pocos que quedaron fueron hechos esclavos. Pero como no eran suficientes, los españoles decidieron traer negros a trabajar con los indígenas. Con esto comenzó el rollo del mestizaje.

El mestizaje, según cierta página web, es “el cruzamiento biológico entre individuos pertenecientes a razas diferentes, y por extensión a la mezcla de culturas diferentes, aunque para esto último se utiliza la palabra «aculturación» y con más propiedad la de «transculturación». Mestizo se denominó en la América colonial al hijo de un español y una india, y en términos amplios, a quien descendía de ancestros españoles e indígenas en algún grado, por lo que el mestizaje calificó usualmente el intercambio entre españoles e indios, si bien el término es igualmente válido para cualquier otro tipo de cruzamiento biológico interétnico”.

Con lo anterior nos damos cuenta y que un mestizo no es el hijo de un español con una india; bien puede ser el hijo de un negro y una indígena, o el hijo de un negro con una española, o el hijo del hijo de un español y una indígena con la hija del hijo de un negro y una indígena, etcétera, etcétera.

Me permito aquí escribir solo algunas de las llamdas castas que hubo en la ahora llamada Nueva España, donde nuestro “apreciado” Hernando dominaba sentado en el trono de Moctezuma.

  1. De Español y de India, Mestisa
    2. De Español y Mestiza, Castiza
    3. De Español y Castiza, Español
    4. De Español y Negro, Mulata
    5. De Español y Mulata; Morisca
    6. De Español y Morisca; Albina
    7. De Español y Albina; Torna atrás
    8. De Español y Torna atrás; Tente en el aire
    9. De Negro y de India, China cambuja.
    10. De Chino cambujo y de India; Loba
    11. De Lobo y de India, Albarazado
    12. De Albarazado y Mestiza, Barcino
    13 De Indio y Barcina Zambuigua
    14. De Castizo y Mestiza Chamizo
    15. De Mestizo y de India Coyote

Esto dio lugar a un racismo más desarrollado del que ya había, puesto que, a partir de entonces, los que dominaban eran los Españoles. Luego estaban los criollos, que eran hijos de españoles nacidos acá; y finalmente estaban los mestizos y el resto de las castas.

Hernán Cortés se convierte en el gobernador de la Nueva España (no faltaba más), y muere mucho después, en diciembre de 1547, después de 4 expediciones. Aunque después de haber terminado su “periodo”, se instauró en la Nueva España (por ahí de 1535 y por mandato de Carlos I) el virreinato. El virreinato consistía en un representante oficial del rey en el nuevo continente. El primer virrey fue Antonio de Mendoza, y la capital de nuestro virrreinato (cómo no) fue la ciudad de México. La ciudad de México fue erigida sobre el mismísimo lago de Texcoco, encima de Tenochtitlan. Hoy en día la ciudad se está hundiendo. Si ven bien la catedral, se encuentra ligeramente ladeada al lado izquierdo.

Fue con el virreinato que comenzó el racismo oficial en la recién fundada Nueva España. Como dije, los Españoles ocupaban los puestos políticos importantes, junto con los criollos, y los mestizos y demás castas estaban como trabajadores de campo. Ah, y los negros e indígenas, como esclavos. Esto duró, más o menos y si las sumas no me fallan, 275 años.

El pueblo mexicano, oprimido, explotado, jodido, pobre, conquistado y demás desgracias, estaba contento. Y si no contento, el descontento no era mucho. Es decir, si hubieran estado realmente encabronados, se habrían rebelado por ahí de 1600. Pero no fue así. Las castas, los criollos, los indígenas y los negros vivieron aguantando a los criollos y a los españoles, y los criollos a los españoles, un buen rato.

La cosa terminó en 1800. En 1800 se dio un asunto conocido como “Nacionalismo Criollo”, que fue el hecho de que los criollos se dieron cuenta de que las tierras en que vivían eran suyas. Y se dieron cuenta de que las compartían con mestizos y demás castas. Y se dieron cuenta de que debían defenderla. De que era de ellos.

En 1810 se dio la invasión de Francia a España, y el rey que debía ser rey de españa, pero que no quería serlo, Fernando VII, se dio la buena vida huyendo y refugiándose no sé donde con permiso de los franceses.

Pepe botella, hermano de Napoleón, iba a gobernar en España. Algunos criollos no estaban de acuerdo con esto. Y se alzaron en armas. Este levantamiento comenzó como una rebelión de unos tipos que llevaban unos cuantos días planeando. Esta conspiración se da en Querétaro, en casa de un wey que era el Corregidor de la ciudad, Miguel Domínquez. Los que se reunían en casa de Domínquez eran Miguel Hidalgo, Ignacio Allende, Josefa Ortíz de Domínguez, Juan Aldama y Mariano Jiménez.

Hay algo curioso sobre el cura Hidalgo. Este hombre es considerado por los mexicanos y por la historia oficial como el “Padre de la Patria”, y está bien que se le considere así, después de todo, él dio el grito de Dolores. Pero lo que es muy poco sabido es que Miguel Hidalgo era un desgraciado. Es decir, cuando se es cura, borracho y padre de más de 6 niños, se es un desgraciado. Hidalgo, a pesar de eso, dio luz verde para que comenzara lo que se conoce hoy día como La Independencia de México, y si no fuera por él, yo no estaría escribiendo esto.

El caso es que en la conspiración de Querétaro se planeaba un levantamiento a finales de año. Pero alguien fue de rajón y el levantamiento se dio la noche del 15 de septiembre de 1810. Hidalgo subió a lo alto de la torre de la iglesia y comenzó a tocar las campanas como llamando a misa. Los mexicanos, que eran muy religiosos, se pararon medio encabronados de sus camas y salieron a ver qué pedo. Cuando bastante gente se había congregado en la plaza, Hidalgo dijo que no podían permitir que se diera el asunto con Francia y España. Y entonces gritó. Gritó: “¡Viva Méjico! ¡Viva Fernando VII! ¡Viva la Virgen de Guadalupe!” y otras cosas. Y en ese entonces “México” se escribía con jota.

Entonces se armó la buena y comenzó la independencia. Hidalgo estaba al mando del ejército. Tuvieron unas cuantas victorias en Valladolid (hoy Morelia… jeje, siempre quise decir eso), Guanajuato y en el Cerro de las Cruces. Uno de los viejos alumnos de Hidalgo se había unido al ejército, el famoso José María Morelos y Pavón.

Napoleón dijo una vez que con diez generales como Morelos conquistaría el mundo. Eso es cierto, ya que Morelos es considerado uno de los mejores estrategas de la historia.

Hidalgo pierde una batalla en Puente de Calderón, a manos de Félix María Calleja. Calleja apresó a los principales líderes de la independencia (Aldama, Allende e Hidalgo) en 1811, en Acatita de Baján. Fueron condenados a muerte y decapitados, y sus cabezas expuestas en la Alhóndiga de Granaditas para dar una advertencia a quien se quisiera rebelar. Morelos quedó al mando del ejército después de esto.

Debo decir que al principio la meta de la independencia no era independizarse de españa, si no evitar que Méjico y España formaran parte de Francia. Lo de Independizarse de España fue después de la muerte de Hidalgo.

Hasta acá dejo la trecera parte de este ensayo. En las dos siguientes partes relataré cómo terminó la independencia y el camino hasta el final de la presidencia de Don Porfirio, en 1911.

Continúa en la parte 4